Seguro que más de una vez te has visto en una situación que se acabó torciendo de una forma inesperada y al final te ha hecho pensar el clásico «pa habernos matao’.»

Pues bien, este tipo de situaciones ocurren muchas más veces de las que uno cree, y aunque muchas de estas son inevitables, sin duda hay cosas que ayudan a que un accidente no sea fatal.

Después de todo, lo típico de «andarse con cuidado» o utilizar las medidas de seguridad aconsejadas para cualquier situación, no sobran.

Para que entendáis a qué nos referimos, hoy os hemos traído 11 casos de historias que podrían haber acabado muy, pero que muy mal, y no lo hicieron.

1Gafas protectoras.

Este tipo se libró en el último momento de hacer su propia versión de «un perro andaluz», obviamente aquí hay un gran factor suerte, pero hay quien dice que esta no aparece porque sí, sino que hay que buscarla.

2Detrás del leñador.

Pocas veces se plantea uno lo que puede conseguir si va tras un camión, furgoneta, o coche cargado y sin equipar con la protección necesaria. Esta chica parece sacada de una película de Indios americanos en la ciudad al más puro estilo del salvaje Oeste, pero la fortuna se ve que está de su parte.

3Sentido Arácnido.

Una cosa es tener buenos reflejos y otra es ser capaz de pescar a tu hijo por el pie justo cuando se va a caer por un precipicio. Este señor tiene superpoderes y no los esconde muy bien.

4Esquivando a cámara lenta.

No son pocas las personas, que atraídas por el mundo marino se deciden a explorar las profundidades con fines lúdicos o por su afán de aprender cosas nuevas. Lo que no hay que olvidar es que se trata con muchas especies a las que no estamos para nada acostumbrados.

Y más de un susto te puedes llevar.

5La nueva de Destino Final.

Sinceramente, si había copiloto no sabemos cómo se libró de esta. De verdad que hay que tener muchísimo cuidado cuando se va delante o detrás de vehículos con cargas peligrosas. También ayuda mucho en estos casos respetar la distancia de seguridad que se recomienda entre vehículos.





6Mi coche lo aguanta tod-

El conductor de este coche supo mejor que nadie lo que es el miedo. No es bueno confiarse demasiado con que tu coche pueda ir por cualquier parte.

7Casi.

Con el paso del tiempo, nuestros teléfonos móviles han pasado a ser más que un aparato electrónico, una extensión de nosotros mismos. Pues la extensión de este tipo estuvo a punto de llenarse hasta arriba de mierda.

8Hay que estar atentos.

Nunca sabes cómo de creativas van a ser las personas que intenten estafarte, y aunque lo más normal es que te cueste darte cuenta a tiempo de estas situaciones, es bueno que revises correctamente los cajeros antes de utilizarlos.

9Pocas probabilidades.

Muchas son las personas que hablan de todo a base de números, pero a la hora de la verdad, las probabilidades no lo son todo; ¿Cuántas probabilidades hay de que caiga un meteorito sobre tu casa? ¿Y de que toda tu familia se salve estando dentro?

Pues aquí estamos.

10Por esto es que las chanclas son sólo para la playa.

Seguro que esta persona se ha quedado con la copla.

11Parar las cosas a tiempo.

Es sin duda una gran habilidad.

¿Qué te han parecido estas historias? ¿Cuál fue la última vez que te viste en una situación parecida? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: Paraloscuriosos

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE YO CONTROLO 🎥