A menudo First Dates nos regala algún debate de política puntual y, en otras ocasiones, nos ofrece a dos jóvenes que buscan encontrar el amor. Sin embargo, en uno de los últimos capítulos, el programa ha hecho una fusión digna de Dragon Ball y ha juntado las dos cosas en una misma cita.

Enrique llegó primero, un joven de 23 años que venía con los aires un poco subidos, o al menos eso fue lo que parecía de primeras con comentarios como “Quien tiene magia no necesita truco” o, como cuando la camarera le dijo que no lo había pasado mal en el amor y él respondió “ni ellas”.

Sin embargo, conforme fueron pasando los minutos, resultó ser un chico muy simpático que se notaba que, aunque estaba algo tenso, estaba dando el 100% para convencer a su cita de que tenían que volver a quedar.

Pero Marta (de 19 años) no venía tan predispuesta y fue más inquisitiva preguntando y dando una opinión más fuerte en los distintos temas de los que hablaron. Además, no le gustó del todo físicamente ya que ella era fisicoculturista y dijo lo siguiente sobre el cuerpo de Enrique. “Busco a alguien con más brazo que yo, no que parezca mi llavero”.

En cuanto a la discusión política de la que hablábamos, fue iniciada por ella que creía firmemente que la político es algo de lo cual debería participar todo el mundo, cosa que es claramente loable, aunque fue bastante dura con el pobre chico que parecía que todo ese debate no le interesaba mucho.

“Yo creo que con 23 años y la situación en que está España ahora mismo que no te interese la política o que no sepas un mínimo de política, me parece muy inculto”.



Pero la verdad es que, cuando llegó el momento de escuchar los argumentos políticos de Marta, se limitaba a quejarse un poco de todo:

“Alguien tiene que poner rienda a este país”.

Y entre sus propuestas estaba una apuesta política un tanto drástica, aunque la verdad es que no parecía algo que la joven hubiese pensado con detenimiento.

“Montaría una dictadura y diría venga, iros todos, daría un golpe de estado”.

Cuando llegó el momento de la verdad Enrique dijo que quería una segunda cita, pero Marta respondió que no era lo que buscaba como pareja, algo comprensible, pero, por algún motivo, le pareció oportuno repetirle a Enrique el comentario sobre su brazo.

A continuación, os dejamos un vídeo con los mejores momentos de la cita para que juzguéis las imágenes por vosotros mismos.

¿Creéis que ese último comentario fue oportuno? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultará igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).