En First Dates a menudo junta a personas muy distintas con toda la “maldad” del mundo solo para garantizar que cada programa tenga ciertos momentos televisivos cargados de frases para enmarcar y poner en un pasillo de la vergüenza que no tendría final.

Y en el último programa, pese a que de entrada eran dos personas bastante parecidas,  hubo una de las partes que parecía superarse (o defraudarse) a sí mismo con cada comentario nuevo que hacía.

Como decíamos, Ginés es estilista y Paqui esteticista, con lo cual uno podría pensar que iban a llevarse bien y, aunque en un principio parecía ser así, poco a poco fue soltando comentarios que hicieron que la conversación se volviese algo más tensa.

Nada más empezar, en su presentación, Ginés explicó que, para él, el dinero daba la felicidad y dijo que creía que debería haber nacido mujer porque le gustaba ir de compras. Y es que el “galán” demostró ser alguien muy superficial que no quería encontrar el amor, sino un complemento más para su estilismo.

“Mi pareja es para que vaya a mis eventos o para que vaya a mi salón y que pase desapercibida de cara a mi”.

Muchos podríais pensar que buscaba a la «típica mujer florero», pero no solo eso, sino que también necesita que su pareja tenga mucho dinero para que le guste.

“Para mí el amor es: cuánto más dinero tienes, más cariño hay, ¿qué busca realmente una mujer?…  Busco a una mujer que sepa estar y que tenga mucho dinero. Las mujeres feas con dinero a mi me encantan…”.



Sorprendentemente, no quería que se le viese el plumero e intentaba disimular de forma pésima diciendo que, en realidad, no era una persona material.

“No soy material, es que sabes qué pasa, con dinero los dolores de cabeza son menos.”

Paqui se dio cuenta de todo eso y, de hecho, desde un principio dijo que no se fiaba del todo de él.

“Su sonrisita esa que tiene no es muy clara… no sé por dónde va”.

Pero por si esto fuera poco, Paqui tuvo clara su decisión cuando Ginés dijo que él no mantendría los hijos de nadie, algo que a ella le sentó muy mal pues tiene dos hijas que, además, son ya mayores e independientes. Con lo cual, cuando llegó el momento de la verdad, ambos dijeron que no ya que se consideraban personas muy distintas.

A continuación, os dejamos un vídeo con los mejores momentos de la cita para que los valoréis por vosotros mismos.

¿Creéis que el dinero es muy importante para mantener una relación a flote? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).