El mundo de los tatuajes es mucho más complejo de lo que podríamos pensar en un primer momento. Lo habitual es que, cuando decidimos hacernos un tatuaje, optemos por un color simple (sobre todo si se trata de tu primer tatuaje). Puede que, con el tiempo, optemos por más colores pero, de entrada, el negro, con casi total seguridad, será el protagonista.

Pero, ¿qué pasa si optamos por el color blanco? ¿Habéis visto alguna vez un tatuaje de este color? Lo cierto es que no es lo más habitual, pero como veréis en las fotos que os dejamos a continuación, puede que esta tenga que ser, sí o sí, la nueva moda en el mundo de los dibujos sobre la piel.

La dualidad de la muerte

Lo cierto es que le hemos puesto ese título porque quedaba muy bonito… pero también es verdad que no sabemos muy bien lo que queríamos decir… ni si la muerte se presenta como una dualidad o algo así.

Vivan los rituales

Todo el tema este de los chamanes y tal esta muy de moda, pero lo cierto pensamos que es algo que queda más bonito que práctico.

Adiós a la henna

Ya no valen esos tatuajes con ese producto marrón color mier… color barro; ahora lo que se lleva es este color blanco tan guay.

El diablo está en los detalles

Si queréis un tatuaje discreto, pero igualmente significativo, aquí tenéis una gran idea a vuestra disposición.



Sutileza

Por muy grande que sea el tatuaje, si os lo hacéis de esta forma, pasará mucho más desapercibido.

Jugar con los significados

Ya no solo se trata de jugar con el color, sino también de cómo utilicemos el concepto del tatuaje.

Como complemento

También puedes realizarte el tatuaje en negro, como los de toda la vida, y añadirle luego un toque de color blanco. El resultado puede ser aún más impresionante.

La geometría

Aquí ya se une todo: el color negro, el blanco y las formas geométricas más locas posibles. El resultado es como para que te explote la cabeza.

Menos es más

Aquí la cuestión es que, por muy grande que sea el tatuaje, con este color, puede quedar bastante más discreto… si es que así lo deseas claro.

Pequeños detalles

Y de un gran tatuaje nos vamos a  uno más pequeño… pero no por ello menos significante.

Lo mismo de antes

Si echas de menos la época de los dinosaurios, puede que esta sea tu mejor opción.

Los tatuajes te dan alas



Es verdad que este eslogan es de otra marca, pero no se nos ocurría algo que decir al respecto.

Quédate

Porque quedarse y prestar atención es la única forma de poder leer mensajes como este.

¿Eres fan de Harry Potter?

Pues si quieres un tatuaje que sea ‘auténtica magia’, ya tienes tu mejor opción.

Naturaleza casi muerta

Es importante el ‘casi’, porque no hay que rendirse nunca.

A vosotros, ¿qué os han parecido estos tatuajes? ¿Probaríais alguno de estas ‘variaciones en blanco’? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).