Seguramente muchos os acordaréis de él (y si no, lo haréis a partir de ahora), pero este delincuente fue (y es) conocido como el preso más guapo del mundo. La foto policial que realizada en California en 2014 por un atraco a mano armada dio la vuelta al mundo y lo convirtió en una estrella.

Mientras Jeremy Meeks se enfrentaba a varios meses de prisión, todo el mundo lo alababa por sus bellezas convirtiéndose en un sex symbol a nivel mundial. En su caso, la difícil reintegración en sociedad que viven muchos presos, fue mucho más fácil y, nada más salir de prisión, se convirtió en cliente de Gina Rodríguez, una representante experta en carne de tabloide y heroínas de la telerrealidad.

De hecho, salió de prisión en enero de 2016 y, solo dos meses después, en marzo, ya estaba desfilando y promocionando el material del equipo de baloncesto Golden State Warriors. Y, solo al cabo de un año, debutaba en la Semana de la Moda de Nueva York trabajando para el alabado Philipp Plein. El conocido diseñador le dio la oportunidad de participar en una pasarela tan importante que hacía que su incursión en la moda dejase de ser algo meramente anecdótico.

Pero su paso por la prensa rosa no quedó solo ahí, ya que el modelo inició un romance con Chloe Green, heredera del imperio Top Shop (que, para los que no lo sepáis, es una especie de Zara).

Actualmente, la cuenta de Jeremy en Instagram ya tiene 1.6 millones de seguidores y, si no lo supiésemos de antes, sería imposible deducir que este perfil es el de un exconvicto, puesto que, a menudo, posa con famosos como la rapera Nicki Minaj, entre otros.

Además, aparte de su Instagram, tiene el de su pareja Chloe Green, que parece ser de esas novias que prácticamente sube más fotos de su novio que imágenes suyas en todos los ambientes y entornos posibles.



Para finalizar, y como curiosidad, queremos hacer hincapié en que, cuando se viralizó su foto policial, muchos pensábamos que Jeremy era un hombre musculoso, sin embargo, aunque no es un tirillas, la verdad es que tiene una figura mucho más delgada de lo que cabía esperar.

Vosotros ¿Os acordabais del “preso más guapo del mundo”? ¿Os parece que el “título” es merecido? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuentes: elpaís