Hablar de Elsa Pataky y Chris Hemsworth es hablar de una de las parejas del momento. Es verdad que el mundo de Hollywood siempre nos ha regalado parejas de ensueño que reflejan a la perfección… lo que es la perfección (valga la redundancia).

Pero es que estos dos se salen (y que ella, además, es española, que siempre está bien barrer un poco para casa, ejem).

Estos dos tienen una vida completamente envidiable junto a sus tres ‘renacuajos’ y solo hace falta echar un vistazo a sus redes sociales (donde acumulan varios millones de seguidores), para ver esto y poder, así, morirnos de envidia.

En la mayoría de ocasiones, cuando echamos un vistazo a los comentarios de las publicaciones que Elsa y Chris hacen, podemos ver como todo son bonitas palabras y mensajes de admiración. Pero nada es perfecto y, cuando te expones así a todo el mundo, es inevitable encontrarse con ‘pasas amargas’.

Las últimas críticas que han recibido iban dirigidas a sus retoños… por la longitud de sus cabelleras. Sus mellizos, Sasha y Tristán, de cuatro años, lucen unas brutales cabelleras doradas… y esto, al parecer, no gusta a todo el mundo.

Todos sus hijos aparecen de forma bastante regular en sus publicaciones aunque siempre sin mostrar su cara… es una forma de no ocultarlos pero sí de preservar su intimidad.

Así pues, lo único a lo que tienen acceso todos sus seguidores es a sus rubias melenas… y, por lo que se ve, hasta eso es criticable. Recordad que estamos en Internet y aquí, dentro de lo posible, todo tiene que ser odio.



“Se nota que es la hija de Thor”, “ella es como Spiderman”, “es tan adorable como su madre”, “ella es superadorable” o “la niña más bonita del mundo” son solo algunos de los comentarios que se pueden leer en sus publicaciones.

¿Cuál es el ‘problema’? Pues que los comentarios iban dirigidos a su hijo, Tristán y esta confusión, como no, surgió por la confusión con el pelo largo del niño.

View this post on Instagram

Rides with my little one! ❤️❤️#indiaamazona #jackandchester

A post shared by Elsa Pataky (@elsapatakyconfidential) on

Cuando se reveló que en realidad Tristán era un niño, muchas personas criticaron que dejasen que el niño fuese con esas ‘pintas de niña’: “Llevar a un niño varón de cuatro años con coleta no es lo más adecuado”“¿Por qué les lleváis con melena? Parecen niñas” o “No quiero que suene grosero pero, ¿por qué no les cortáis el pelo?”, y así una infinidad de comentarios más.

Pero, por suerte, muchísimos otros seguidores saltaron a defender a la pareja (y es que no es para menos): “Ese comentario es machista. El pelo largo o corto no hace ni más hombre ni más mujer a nadie. ¡Mentes abiertas, por favor! ¡Fuera prejuicios!” o “estás tratando a un par de niños mal únicamente por el hecho de tener el cabello largo. Pero, ¿acaso dejan de ser niños por eso? ¿dejan de ser hombres por eso? ¡No! No puedes criticar a la madre por no cortarles el pelo porque parecen niñas. Cada quien es libre de llevar el cabello como le plazca”.

A vosotros, ¿qué os ha parecido esta polémica? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).