Por desgracia, aún hay familias donde el racismo reside con fuerza y, el hecho de que alguien de esta salga con una persona de otra raza supone un problema. Pero aún hay esperanza, ya que cada vez hay más personas que no solo no piensan eso, sino que luchan contra ello.

Este es el caso de Heather Boyer, una madre cuya hija sale con un joven afroamericano. Una relación que no solo aprueba, sino que ha querido defender en redes viendo los ataques que su hija recibió cuando subió una foto de perfil en Facebook donde aparecía con su novio.

De hecho, la misma madre recibió mensajes racistas criticando a su hija. Fue entonces cuando ella, en vez de responder negativamente, optó por usar su experiencia para contestar a esa persona y a todas aquellas que comparten su forma de pensar y su actitud.

Hoy mi hija cambió su foto de perfil, y después de cinco minutos me llegó un mensaje… ‘No sabía que salía con un negro, ¿y tú?’.

Estuve todo el día pensando en una respuesta, y no se la envié personalmente sino que pensé compartirla para cualquiera que ‘no lo sepa’.

Sí, claro que lo sabía, pero su color de piel no define quién es. En cambio, sé le define cómo trata a mi hija. Veo a mi pequeña saliendo con un chico que viene a mi casa y es de lo más respetuoso (algo importante para mí). Siempre dice: ‘Sí, señora’ y ‘no, señora’; hablamos de futbol y beisbol, se despide al irse y ni una vez me ha mostrado ninguna falta de educación o respeto.

Veo a mi hija saliendo con un chico que la trata bien. La lleva a citas, a ver partidos, a comer… no a clubes o de fiesta los fines de semana.

Veo a mi hija saliendo con un chico que la lleva a la iglesia con él, cada domingo. Él toca en la banda de la iglesia, ella se sienta con su familia.

Él no le pega, no la insulta, no le miente ni la hace llorar. No preferiría que saliera con un chico blanco que hiciera cualquiera de estas cosas. Así que esa es mi respuesta a la pregunta que me hizo. Sé que la gente tiene su propia opinión, pero al final el hecho de que mi hija tenga a alguien que la quiera y trate como una reina me hace feliz. Es algo que nunca tuve en mi vida y me alegra que ella sí.

Tras enviar dicha respuesta, muchas personas le mostraron su apoyo y se sumaron al mensaje positivo de Heather Boyer. De hecho, muchos enviaron sus fotografías junto a sus familias multiraciales.

La respuesta a esta publicación ha sido abrumadora. Entre los cientos de miles de mensajes que he recibió, diría que quizá menos de 100 han sido negativos. Una de las muchas razones para hacer esta publicación era hacer saber a mi hija que la quiero y la apoyo, sin importar lo que digan los demás.

Nunca tuve la intención de volverme viral, pero parece ser que hablé en nombre de muchos otros que pasan por las mismas situaciones. He recibido mensajes de padres que han dicho que están volviendo a pensar algunas cosas y, con suerte, van a intentar arreglar sus relaciones con sus hijos. Así que quizá ha servido para hacer más bien del que creía.

Gracias a todos por sus ánimos y comentarios positivos. Solo puedo esperar, a mi manera, haber marcado la diferencia.

Esperamos que, los que hayáis leído esta carta, os haya servido para empatizar más con este tipo de situaciones que se producen más a menudo de lo que pensamos.

¿Qué te ha el mensaje de Heather Boyer? ¿Estáis de acuerdo con ella? ¿Cómo hubieseis respondido vosotros? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes:  okchicas