Todo el mundo tiene un propósito en la vida, o al menos un sueño que le gustaría cumplir. Este no necesita ser algo realmente grande para que se convierta en la ilusión de la vida de alguien. Y es que en ocasiones puede ser algo que para cualquiera resultaría algo muy simple.

Puede haber alguien al otro lado del mundo deseando visitar tu ciudad. O alguien que desee acabar sus estudios después de haberlos abandonado. Alguien que quiera dejar su trabajo… ¿Quién sabe?

El caso es que los sueños son sueños y no simples planes porque se ven más lejanos de lo que deberían, aunque no sea así realmente. Seguro que tú tienes también uno que ahora mismo veas más difícil de la cuenta, por eso hoy queremos animarte y demostrarte que los sueños se cumplen, igual que cualquier plan.

1Amarse a uno mismo, y a los demás.

“Ayer me casé con esta increíble mujer. Después de muchos años de trastorno de estrés postraumático, ansiedad paralizante y depresión, ella me enseñó a amar la vida de nuevo”.

2Superarse.

“Después de sufrir un terrible dolor, finalmente superé la endometriosis y pude levantarme de la cama. Soñaba con ver la Gran Muralla China, y aquí estoy”.

3Más que una pizza.

“Hace 4 años me convertí en madre soltera. Éramos pobres y dormíamos en un auto, pero hoy es nuestra primera noche en nuestra propia casa, y comeremos esta pizza en el piso”

4El esfuerzo siempre cuenta.

“Recibí mi merecido título académico. Los años de duro estudio valieron la pena”. Aunque el reconocimiento está muy bien, lo mejor sigue siendo todo lo aprendido.

5Hogar, dulce hogar.

Este joven acaba de comprarse una casa con el dinero que ha salido del sudor de su frente. Esa sensación sin duda permite a uno dormir muy tranquilo por las noches.

6Así se ve la depresión cuando uno no se siente solo.

“Durante 15 años he estado luchando contra la ansiedad y la depresión. Hace un año, este perro apareció en mi vida, y ahora puedo volver a ser feliz”.

7Adrenalina.

Este chico se acaba de convertir en paracaidista profesional. Curioso que el sueño de alguien pueda llegar a ser tirarse al vacío desde muy alto… muchas veces.

8Sentirse útil.

“Estuve desempleado durante 2 meses, y en las últimas 2 semanas sobreviví comiendo arroz y frijoles. Ahora tengo 2 trabajos: de cocinero y de barman, y soy feliz”. Por desgracia, hoy en día la autosuficiencia se ha convertido en el sueño de muchos, y no, no debería ser así.

9Tener un bebé.

Este pequeño y su nuevo padre acaban de terminar todo el proceso de adopción y ya son oficialmente familia.

10Mucho después.

“Mis padres trabajaron muy duro para alimentarnos. Cada verano llenaban una piscina inflable con agua de una manguera de jardín para nosotros, los niños. Ayer, nadaron en su propia piscina por primera vez”.

11Ahora puede sola. Y podría dedicarse a ello.

“Debido a mi discapacidad, antes no podía hacerme peinados, pero mi papá me regaló un rizador que se puede usar con una sola mano para Navidad. ¡Sentirse independiente es tan genial!”.

12Lo que hoy llamas esfuerzo, mañana será orgullo.

“Hoy publiqué mi nuevo álbum. Estaba deprimido cuando escribí esas canciones, pero ahora estoy extremadamente feliz de que todavía esté vivo y de que todo haya salido bien».

13Sigue siendo un niño.

“Papá ama mucho los LEGO y, para su cumpleaños número 50, le regalamos un set de Hogwarts. Está feliz”.

14Retarse a uno mismo.

“Hoy corrí mi primera maratón. Entrené 2 meses y tengo 3 tallas menos. Estoy muy orgullosa de mí misma”.

15El primer puesto.

Ganó el primer puesto en un concurso de habilidad con la soldadura. ¡Es más difícil de lo que parece!

16Algo «simple».

«Mi abuela siempre quiso teñirse el pelo con un color fantasía, pero no se terminaba de atrever nunca.»

¿Tienes algún sueño cumplido? ¿Y por cumplir? ¿Has ayudado a alguien con el suyo? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuente: Difundir