10″De tal palo, tal astilla». Aunque es una frase que hemos oído cientos de veces, es algo que no siempre se cumple, y por mucho que se les diga a los padres que sus hijos «tienen sus ojos» este es más bien un recurso fácil para no tener que decirle que parece que se lo pidieron al butanero de los jueves.

Por otro lado, también se dan los casos de que, aunque de pequeños no haya un gran parecido, el paso de los años comienza a aportar facciones parecidas entre familiares (no necesariamente entre padres e hijos), y se empieza a escuchar entre aquellos más cercanos, eso de: «Huy, tienes toda la cara de [ponga nombre de familiar aquí].»

Para que veáis de qué estamos hablando, hoy os traemos unas cuantas imágenes que bien se podrían utilizar en un juicio como pruebas de ADN.

1Abuelo y nieto

Ambos a sus respectivos 20 años de edad, cada foto tomada con 50 años de diferencia entre una y otra. Y definitivamente, si me dijeran que son la misma persona, me lo creería.

2Como un huevo a una castaña

Vale, estos dos son los que menos se parecen de todo el artículo, pero eh, que visten igual.

3La mamá número 1

Esta niña es tan fan de su madre que se quiso disfrazar de ella para una fiesta del colegio. Su madre, contentísima, como no podía ser de otra forma. Ese día las distinguían por el tamaño.

4Abuelo y nieto

Ambos ni siquiera tienen la misma edad en las fotos, pero no les hace falta eso para ver que son clavados.

5Mi nombre es Íñigo Montoya, tú mataste a mi padre, prepárate a morir

Parece que eso fue lo que dijo un antepasado de estos dos, que son padre e hijo (ambos con la misma edad).



6«Mi hija y yo»

Obviamente la chica está imitando la fotografía, pero nadie le va a discutir lo clavada que es a su padre.

7Tres generaciones

Echamos de menos el sombrero y el atuendo del tercero, pero no está nada mal. Son realmente parecidos entre todos ellos. ¡Eso sí que son genes fuertes!

8Padre e hijo

Y el hermano es Hagrid. Ahora en serio, parece que no tuviera madre el niño.

9Aquí falta Shaggy

Padre e hijo se ven realmente parecidos; eso sí, se agradece el sentido de la estética del joven, le hace mucho bien. Seguro que el padre tomó nota.



10Misma edad, mismo lugar

Pero diferente cerveza. Hay cosas que sí cambian.

11No se parecen

Pero lo intentan, y como la intención es lo que cuenta, la metemos en el top nada más que por el esfuerzo.

12«Mi padre y yo de bebés»

Han cambiado poco las fiestas de cumpleaños en esta familia, pero tienen lo importante: GALLETAS.



13Más fotos de yayos

Este chico no paraba de oír por parte de su familia cuánto se parecía a uno de sus abuelos al que nunca llegó a conocer, un día encontró una foto suya y no tardó en entender a qué se referían.

14Madre e hija

Le quedaría mejor el flequillo al lado. Parece la misma foto pero en sepia.

15«Mi madre y mi hija»

La madre tenía toda la cara de personaje de cine del año de la nana.

¿Qué te ha parecido la galería? ¿Te pareces muchísimo a alguien de tu familia? ¿Tienes alguna foto que lo demuestre? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.



Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuente: Difundir