No hay ningún programa que haya hecho tanto por el amor en España como First Dates, con el permiso de Mujeres y Hombres y Viceversa. Y es que cada semana el programa presentado por Carlos Sobera intenta juntar el agua con aceite con el objetivo de que sus participantes encuentren el amor, pero sobre todo que entretengan a la audiencia.

En este caso los participantes eran Félix y Miriam. El primero era un joven acróbata de motos de 29 años que decía que ligar era como buscar trabajo, ya que no es lo mismo encontrar un curro cualquiera que encontrar uno en el que te sientas cómodo, quieras innovar y te guste. Y es que, según cuenta, él cree que en el amor le ha ido normal, pero que siempre ha tenido un poco de suerte.

“En el amor no me ha ido ni bien ni mal. Yo suelo ir siempre con las más guapas de la zona”.

Su cita fue Miriam, una estudiante murciana siete años menor que Félix y, de entrada, parecieron congeniar muy bien y las primeras sensaciones entre los dos fueron realmente positivas.

La conversación era realmente amena y Félix demostró ser muy abierto y hablador haciendo que la charla fuese realmente fluida. Solo hubo un pequeño momento de tensión cuando la joven se quejó de que en Cuenca había sido acribillada por mosquitos, algo que hizo que Félix saliese rápidamente a defender su ciudad natal diciendo: “Somos una ciudad que es Patrimonio de la Humanidad, tenemos infraestructuras que no hay en ninguna otra parte”.

 

Pero no hay que vender la piel del oso antes de cazarla y el joven conquense se animó demasiado y se pasó de la raya cuando Miriam le dijo que vivía con cuatro amigas y él le respondió lo siguiente:

“Voy a ir entonces con mis cuatro amigos a Murcia…¡De hecho les vas a hacer tú la invitación!”.

De hecho, Félix sacó directamente el móvil y llamó a uno de sus amigos para que hablase con ella, pero Miriam se negó y el joven siguió hablando con su compañero diciéndole que preparase el coche para irse a Murcia y conocer a las amigas de Miriam.

Este final de cita tan peculiar fue lo que hizo que, finalmente, Miriam no quisiese tener una segunda cita con Félix argumentando que la había agobiado mucho con lo de ir a verla.

Aquí os dejamos el vídeo de la cita y la fría despedida de los comensales:

¿Os parece lógico que por ese detalle final no tengan una segunda cita? ¿Qué habríais hecho vosotros? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes: abc