Las modas van y vienen, hay de mejores y hay de peores. La cosa es saber identificar cuales podrán hacerte daño en un futuro. Porque claro, en el momento te parece lo más trending y lo más guay para hacerte esa foto con tus amigas en el baño del restaurante. Pero de verdad, piénsalo, es un arma que podrán usar contra ti sin piedad. Te la mandaran por los grupos que tengas de whatsapp y será tu destrucción.

Ahora en serio, todas las generaciones sienten vergüenza al ver lo que llegaron a ponerse y hacer en esa época. Y la moda de hoy, será la vergüenza del mañana. Es el ciclo de la vida. Así pues, como este es nuestro momento, hoy os traemos las vergüenzas del hoy, de esas chicas que llevaron la moda de los 2000. ¡Vamos a descubrirlo!

1Esas sombras brilli-brilli claras y sin sentido

Aquí están, las sombras que pensábamos que eran el futuro. La verdad es que el brilli-brilli ha vuelto, pero un poco más discretito.

2Las nano-cejas

Ahora nos gustan más pobladas, pero entonces la tendencia era depilarlas al máximo para que parecieran lo menos natural posible.

3Rimel al poder

Demasiado llegabas a gastarte para las pestañas. No solo eso, sino que cuando salías de la ducha sin desmaquillarte, parecías la niña de la curva. Pero bueno, ¿supongo que valía la pena?

4Ropa interior como ropa exterior (la versión mal de Superman)

Esto aun se usa, aunque no tanto con corsés. De verdad, que ganas de torturarse con estos corsés. Con lo bien que vas en camisetas de deporte.

5Las botas vaqueras

Esas botas que no te sacabas ni para ducharte. Esas que te ponías con pantalones largos, cortos, faldas, vestidos, chandal, pijama… Todo vaya.

6Los labios hinchados

Poca envidia tendría Kylie Jenner si viera esto. Eso sí, el perfilador que no falte.

7El pelo planchado

Plancharse el pelo como Avril Lavigne era lo mejor. El fastidio era para esas chicas que lo tenían rizado. Avril marcó tendencia.

8El bronceado naranja

La moda más estúpida jamás vista. Ir a rayos uva en verano y viviendo en España. Nunca lo entenderá nadie esto.

9El uso de corbatas como comodín

Se puso muy de moda ponerse la corbata de tu padre haciendo varias funciones como de cinturón, de diadema, de pañuelo, etc. Luego te la veía puesta y se armaba la de dios, pero bueno, tu ya te la habías puesto.

10El pantalón bajo

Otra moda para enseñar carne. Cuanto más abajo tuvieras el pantalón, más guay eras. Claro está, que tenías que enseñar bien las bragas o el calzoncillo para que se viera la marca de Calvin Klein o los más pobres, la de Unno.

11Las bufandas delgadas y largas

Esa prenda que siempre estaba presente en tu outfit. Esas bufandas laaaargas y delgadas que te enroscabas como una serpiente rodea a su presa, estrujándote al máximo el cuello.

12El gloss

Ese labial empalagoso y dulce que te embadurnabas cada vez que salías de casa. Que hablabas y se te veía como un pegamento que intentaba no desprenderse del labio inferior. Mejor olvidar.

¿Te acuerdas de estos outfits? ¿No te arrepientes ni un poquito? Cuéntanoslo todo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).