Cuando llega el fin de semana, lo primero que nos pasa por la cabeza es ir con nuestros amigos a tomar una copita en alguno de nuestros garitos favoritos… ¿qué puede haber mejor que esto para acabar la semana? Es uno de los mayores placeres que tenemos como seres humanos y ojalá que, cuando extingamos la naturaleza con el cambio climático, aún sigamos teniendo cerveza. Ese es nuestro orden de prioridades.

Las cosas, normalmente, van por un cauce bastante normal: nos arreglamos, quedamos, tomamos algo y volvemos a casa dando tumbos e intentando no mearnos encima. ¿Qué puede salir mal aparte de todo?

The Office Party Hard GIF - Find & Share on GIPHY

Pues eso deberíamos preguntárselo al protagonista de nuestra historia de hoy. se trata de un joven que, a falta de más información, quedó para ‘liarse’ un poquito… y la acabó liando muchísimo de una forma que no nos cabe en la cabeza.

«Tengo a un borracho fuera que está pegando patadas a todo, a los extintores, a varias motos, a todo«, comentaba una de las empleadas de una gasolinera de Arrecife en su llamada a la Policía. La cosa ya pintaba mal, pero nunca apuntaba a que acabaría cómo acabó finalmente.

De repente y sin venir a cuento, el señor que tanto la estaba liando dejó a todos los allí presentes, empleados y clientes, con la boca abierta. No le bastó con golpear a los surtidores y, finalmente, decidió intentar beber un poco de gasolina de los mismísimos surtidores.

Por el camino, tiró al suelo diversos extintores, papeleras y provocó altercados con varios clientes con algunas de las personas que por ahí se encontraban. Como bien podréis ver en el vídeo que os dejamos más abajo, varias personas pudieron grabar la escena y es tan increíble como parece.

¿En qué demonios estaba pensando esta persona? ¿Qué se te tiene que pasar por la cabeza para intentar meterte un litro de ‘gasofa’ entre pecho y espalda? Es verdad que hay personas que se beben las copas de otros en las discotecas, pero esto…

Los vecinos de Arrecife ya habían denunciado en varias ocasiones este tipo de conductas en personas que se emborrachan a más no poder y la lían de forma bastante impune por la zona. Ya no solo se contentan con dañar el mobiliario público y privado, sino que también se meten con los vecinos.

Aquí os dejamos el vídeo con el momento:

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido esta noticia? ¿Alguna vez habéis tenido tanta sed como para tener que hacer esto? dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).