La lucha contra el tiempo empieza a convertirse en el día a día de muchos, y aquí la gente empieza a dividirse en grupos: los que parece que lo consiguen (que son los que estamos hartos de ver lo del 10 years challenge y esas mierdas), los que lo intentan pero como que no les acaba de salir bien (o es que eran feos en un principio, o se pasan de la raya) y los que directamente se han rendido.

Pero lo que definitivamente no existe, te avisamos ya que es la recompensa sin esfuerzo, es decir: te lo tienes que currar, y a base de bien. Pero si eres de los que les da importancia a estas cosas, puede ser que te merezca la pena.

Y tampoco os vamos a engañar, otro factor altamente importante es el presupuesto que te puedas permitir para llevar tus cuidados, que no todo el mundo puede, pero dentro de lo posible, lo esencial puede salir más o menos barato.

1Las canas no son tu problema

Sí, las canas pueden ser un signo de la edad, pero si ves que tienes muchas, y que se te complica la tarea de mantenerlas a raya, no son de lo que más te tienes que preocupar. Primero, porque no quedan necesariamente mal, y lo segundo, porque también hay mucha gente joven que tiene canas debido a otras causas, como puede ser el estrés.

2Lleva un peinado natural

La edad y los tintes vuelven el cabello cada vez más fino y débil, y al igual que esto, también lo hacen la gomina y las herramientas de aplicación de calor. Procura cuidar tu cabello lo máximo posible y hacerlo ver lo más natural que puedas.

3La piel

No te vamos a decir que te gastes los ahorros de tu vida en cremas carísimas, ni que te vayas a un manantial de agua natural todas las tardes, pero sí que una crema hidratante de supermercado puede ayudarte a marcar la diferencia si haces de su uso tu rutina. Aplicarla cada mañana y cada noche, además de exfoliarte la piel una vez a la semana, hará que te mantengas mejor de lo que has estado nunca.

4Usa contorno de ojos todas las noches

5

Entérate de que esto de cuidarse empieza mucho antes de lo que crees; por lo pronto, te aconsejamos que esto lo hagas desde los 20, ya que la piel del contorno de ojos es extremadamente sensible y hay que proporcionarle un cuidado especial.

Con esto serás capaz de evitar las patas de gallo en un futuro, aunque ahora te parezca algo absurdo. Ya me darás las gracias.

6Haz ejercicio

Sí, es un clásico de clásicos, pero llámame loco, igual lo es porque es esencial. Un cuerpo tonificado y trabajado siempre va a transmitir mucha más vitalidad que el de alguien que se ha abandonado a sí mismo. Además recuerda que esto debe acompañarse de una dieta equilibrada y de mucha, mucha agua.

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Recomendarías tú algo más que no hayamos puesto? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuente: Tesuena