Las buenas maneras se pueden convertir fácilmente en todo un reto. ¿Cómo? Pues sencillo: si crees que ya lo sabes todo sobre el protocolo y te consideras bien educado, prueba a viajar un poco, y verás que no tienes ni idea.

Es por esto que si estás planificando unas vacaciones a algún país extranjero, nosotros te recomendamos que investigues bien sobre las normas de buena educación de tu nuevo destino. Y si no nos crees, te invitamos a que veas estos ejemplos:

1Corea del sur

En Corea del sur, el comportamiento hacia los mayores se tiene realmente en mucha consideración, y han creado todo un sistema que funciona acorde a la edad. De hecho, las normas se establecen con cualquier persona que sea mayor que tú, aunque sea sólo por meses.

Una de las normas más curiosas es que, por mucha hambre que tengas, debes esperar a que sea el más mayor sentado en la mesa quien empiece a comer.

2El Tibet

Aunque en la mayoría de las culturas mostrar la lengua no indica nada bueno (burla, enfado, rechazo…), en el Tibet es algo que está bien visto, y se considera una seña de respeto, o incluso como saludo. Algunos creen que esto se debe a que según su cultura se cree que los demonios y seres malignos tienen la lengua negra, por lo que sería como decir algo del tipo «eh, soy buena gente».

3Austria

Mientras que en muchos países se supone que se incluye la propina al camarero directamente como un impuesto en la cuenta del restaurante, ya que se interpreta que has tenido un buen servicio por su parte, en Austria penalizan al servicio lento de la siguiente manera: puedes irte sin pagar.

Esto funciona así si un cliente pide al camarero la cuenta hasta 3 veces y este no se la entrega.

4Hungría y China

Hay un hecho muy curioso en el mundo, y es que no todos vemos las cosas con los mismos ojos. Y esto funciona exactamente igual en el lenguaje. De este modo, se pueden llegar a generar «cumplidos» realmente extraños, así como que en Hungría «repollo» significa guapo, y en China «ganso» sería admirable.

5Arabia Saudí

Aparte del típico apretón de manos, que también se utiliza, entre aquellos hombres que se tienen un respeto y cariño especial (familia/amigos cercanos), es normal si se rozan la nariz a modo de saludo.




6Juego de manos

Las manos dicen mucho de nosotros, pero dependiendo del país en el que hagas ciertos gestos, puede significar una cosa u otra. Lo que aquí se conoce como un «tres» o «bueno», en Francia significa «cero», y en Japón «dinero». Por otra parte, el típico gesto del «rock and roll» en muchos países se utiliza como «cuernos» o «infidelidad».

7Afganistán

En Afganistán y otros países cercanos a este, si se te cae una barra de pan debes apresurarte a recogerla lo antes posible y darle un beso. Es una forma muy clara de presentar el respeto que se tiene hacia la comida; nadie se asusta por las bacterias en ese momento. Aquí algunos tienen la regla de los 3 segundos (alargable a 10 para los más atrevidos).

8Oriente Medio

Si te descuidas, podrías acabar bebiendo café sin parar. En la mayoría de los casos, la gente más hospitalaria y educada te seguirá llenando tu taza de café mientras esta se encuentre bien colocada en el plato. Para evitar esto, lo que deberás hacer, es tumbar la taza de lado sobre el plato de café.

9China

En China está muy mal visto que le des la vuelta al pescado en tu plato. Es por esto que si tienes mucha hambre y te quieres comer el otro lado, deberás quitar las espinas, o de no hacerlo, no podrás comerlo entero.

10Tailandia

En Tailandia es mejor que no le toques la cabeza a nadie. No es que odien que les despeinen, sino que más bien se debe a que piensan que es la zona en la que se alberga el alma.




11Sí, otro de China

En China, rechazarán tres veces tu regalo antes de aceptarlo, y no porque no lo quieran, sino que se considera de buena educación hacerlo.

¿Qué te han parecido estas normas de buena educación? ¿Las conocías todas? Cuéntanos todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuente: Brightside