Cada casa es distinta, y de la misma manera, cada familia lo es. Pero lo que es indiscutible es que la familia biológica siempre tiene algo que aportar a «los nuevos» y esto va mucho más allá de la forma de la nariz, el color de ojos y los lunares.

Muchos hijos son capaces de heredar las mismas pasiones que sus padres, las mismas manías o expresiones (aunque todo esto más bien se asocia a la crianza y al aprendizaje).

Aunque la duda está ahí, hay quien cree que determinados comportamientos y rasgos de la personalidad son heredados a través de lo que llaman el «karma familiar».

¿Qué es el Karma Familiar?

Supuestamente, se conoce como Karma familiar a la herencia ancestral de tus antepasados de sangre. Aquellas personas que son más espirituales son las que llevan consigo el «ADN del Karma» de su familia y cargan con este hasta el fin de sus días.

En teoría, todas estas “experiencias energéticas” se transmiten de forma física, verbal, energética o subconscientemente.

De esta manera es cómo algunos explican semejanzas que se han dado entre los comportamientos de familiares que nunca se han llegado a conocer.

¿Quieres saber si tú eres el portador del Karma de tu familia? Si te sientes identificado con estos puntos, es posible que así sea (si es que es posible, claro).

1Eres el más espiritual de todos y siempre estás atento para cuidar de tu familia

Vives atento a tus necesidades como cualquier otra persona, pero te pasas a un segundo plano sin pensarlo cuando se trata de un familiar. Tu familia es lo primero.

2Eres el diferente

Sientes que aunque amas a tu familia, a los demás les falta algo, o que simplemente tú tienes muchos pensamientos que parecen «alejados» de lo que es normal en casa.

3Una gran carga

Tienes una enorme facilidad para sentirte responsable de todo, incluso cuando no tienes nada que ver. Te metes fácilmente en problemas que no te corresponden solo para ayudar a alguien, y siempre intentas hacer lo más que puedes. Pero te autocastigas con mucha facilidad.

4Mediador de la familia

No puedes decir que no, ni dejar de escuchar a ningún familiar, por lo que siempre acabas enredado en asuntos extraños y haciendo de mediador en las disputas familiares. A la hora de hacer paz, siempre estás tú ahí, tranquilizando a los alterados.

5Quieres cambiar lo peor de la familia

Eres consciente de que cada familia es cómo es, pero después de tantos años ya has encontrado un patrón que coincide y provoca la mayoría de los problemas que surgen en casa, y no paras de planear cómo librarte de ellos para que todo vaya a mejor.

¿Quién crees que ha heredado el karma en tu familia? ¿Crees que lo lleva bien? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuente: Tesuena