Últimamente parece que se han quedado atrás los retos virales y simplemente se ha pasado a ir saltando de una polémica a otra y ver cómo todo tiene que reaccionar a ellas de una manera u otra.

La última que está en boca de todos ha surgido a raíz del documental producido por la HBO sobre la vida de abusos que presuntamente dio el artista Michael Jackson a varios niños durante sus años como rey del pop.

Leaving Neverland es el título que encabeza dicho documental haciendo referencia al gran y excéntrico rancho que el cantante mandó a construir, y donde han contado sus víctimas que éste abusó repetidas veces de ellos.

De esta forma ha vuelto a surgir el eterno debate de si está bien consumir arte de grandes creadores que son (o fueron) horribles personas.

Y es que es completamente cierto que el talento no va necesariamente ligado a la moral, y que la música pop tampoco es que requiera un gran mensaje para gustar y calar hondo en la industria, en la que se exige poco más que un físico llamativo y un ritmo pegadizo.

Por otro lado, hay quien cree que el vetar y censurar, o simplemente rechazar el contenido creado por estas personas es un gesto de solidaridad con las víctimas que han sufrido por culpa de su éxito.

De esta forma, debido a la repercusión de la producción, varias radios de todo el mundo han empezado a tomar medidas al respecto, siendo las primeras las de Nueva Zelanda y Canadá, que han decidido eliminar las pistas de jackson de todas sus emisoras.

Siguiendo su ejemplo, muchos fans han acabado rechazando al artista, y en una de las últimas reacciones, James L. Brooks, productor ejecutivo de la popular serie de televisión «Los Simpsons» se ha pronunciado al respecto de un capítulo de su serie.

«Este fue un episodio diferente, un tesoro. Hay muchos buenos recuerdos vinculados a él, pero esto (lo que se cuenta en el documental) ciertamente no les permite permanecer»

«Estoy en contra de la quema de libros de cualquier tipo. Pero este es nuestro libro, y se nos permite sacar un capítulo».

Por si aun no has caído en qué capítulo se trata, es el llamado: «Papá, loco de atar» del año 1991, en el que se podía ver a Homer con su nuevo amigo del psiquiátrico: Leon Kompowsky, quien se creía que era Michael Jackson,y que despistaba a todos por tener una voz extrañamente parecida (en la versión original, el doblador era el reconocido artista, de hecho).

Finalmente, lo que se ha decidido ha sido realizar una eliminación progresiva del capítulo de las diferentes plataformas y cadenas, según se vayan actualizando los contratos y las cesiones de derechos de los capítulos. ¿Aprovecharás para verlo por última vez?

¿Crees que está bien vetar en estos casos? ¿Se convertirá esto en algún momento en una retirada masiva de contenido de artistas polémicos? ¿Seguirá la gente defendiendo la postura del artista a pesar de los testimonios? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuente: 20 minutos