Llevamos unos días durante los cuales cada día os mostramos algo nuevo de First Dates, pero la realidad es que el programa no tiene desperdicio y sus participantes son auténticos personajes capaces de mostrarnos algunos momentos televisivos que están a medio camino entre el caviar y la carroña.

En este caso os hablaremos de la pareja formada por una parte, por Antonio Jesús, un camionero de Málaga de 33 años que se vendió como un tío «muy moderno en unas cosas y muy antiguo en otras, y no pasa nada». En cuanto a sus aficiones dijo lo siguiente:

«Yo no fumo, ni bebo ni nada, mi único vicio es el baile. Solo me gusta bailar, los coches, las motos y las mujeres».

Su cita fue María, una joven de 25 años que llegó diciendo que «solo se valora lo físico, la gente se cansa prontonadie quiere compromisoEs difícil encontrar algo estable«.

La cita empezó bien ya que, cuando María llegó, Antonio estaba bailando en el vestíbulo, algo que, pese al riesgo, gustó a la sevillana. Sin embargo, conforme la cita fue avanzando ese vínculo inicial fue a peor y, cuando ella le dijo que tenía 20 años, Antonio hizo un comentario realmente desafortunado.

 «Pues estás muy estropeada, estás estropeadilla para la edad que tienes. Los que te dicen que pareces 20 mienten».





Pero, por si esto fuera poco, también hizo comentarios muy superficiales que, viendo como se presentó María, resultó obvio que no fueron de su agrado.

«Normalmente me gustan chicas con más curvas y tetillas, pero es guapa ella».

Además, en cuanto a sus experiencias amorosas no terminaron de congeniar, pero María demostró ser muy tolerante.

«No me suelen atraer los chicos con hijos, pero tampoco voy a cerrarme solo por eso».

Después hablaron de varios temas y, entre ellos, tuvieron un pequeño debate sobre el feminismo y Antonio se posicionó diciendo algo que a María no le gustó nada.

«Las mujeres no pueden ir provocando. Se puede ir guapa y elegante sin enseñar. A mí no me gustaría ir con mi mujer y que llevase un escote que se le viese todo». 

Sin embargo y de forma sorprendente, ambos terminaron acordando que querían una segunda cita ya que los dos se lo habían pasado bien y querían conocerse un poco más.

A continuación, os dejamos algunos de los mejores momentos de la cita para que los juzguéis por vosotros mismos.

¿Porqué creéis que María ha aceptado tener una segunda cita? Dadnos vuestra opinión en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes: abc

SIGUE NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: YO CONTROLO