Las personas estamos hechas para vivir en sociedad, para necesitar la presencia de otros, y para alimentarnos, por así decirlo, de la compañía de nuestros seres queridos.

Es normal que en esta constante huida de la soledad termines por confiar en personas no del todo recomendables, y es que muchos de nosotros, nos olvidamos de trazar una línea entre aquello que nos hace bien, y lo que no.

Luego es cuando llegan los arrepentimientos por falsas amistades, parejas desleales y demás seres creados en lo más profundo y calentito del infierno.

¿Y por qué pasa esto? Porque tu radar de parásitos y de híbridos entre víboras y humanos está un poco escacharrado, pero eh, que no pasa nada. Nosotros estamos aquí, nuevamente, para echarte un cable.

Así que ya sabes, si te vas a preparar para hacer tu «lista de mejores amigos» de instagram o te estás planteando hacer limpieza en Facebook, te decimos cómo ver a las personas por dentro. Sin necesidad de abrir en canal a nadie, claro. (Pero oye, aquí trabajamos al gusto del consumidor)

Para empezar te diremos que sí, todo el mundo tiene algo bueno dentro, pero tú no tienes la obligación de luchar por encontrarlo pasando por alto tu bienestar emocional. Y ahora sí:

1Mentirosos compulsivos.

Hay quien se vino muy arriba luego de ver Big Fish, y aunque es una película muy bonita y todo lo que quieras, para historias ya tienes el cine y los libros. Una persona que a la hora de contar anécdotas necesita ensalzarse a sí mismo, es mejor evitarla, ya que no importa las mentiras y «detalles nuevos» que le vayas encontrando, no podrá evitar ir añadiendo más y cubrirse con nuevas mentiras.

2Responsabilidad 0.

No, no se trata de que sea una persona humilde y no quiera liderar a la gente, tampoco se siente más parte del grupo. En realidad la intención de las personas que se escudan en este comportamiento se están preparando la gran excusa para cuando las cosas salgan mal. Nada será culpa suya, nunca, porque tampoco era su responsabilidad, claro.

3Negación de la realidad.

Es cierto que muchos acontecimientos dependerán del prisma con el que se miren, pero la verdad se vuelve algo mucho más voluble en manos (y mente) de las personas manipuladoras. Alguien tóxico va a hacer lo que quiere, y creará su propio concepto de verdad, negando las versiones que no encajen con la suya, y volviendo cualquier hecho en la cosa más subjetiva posible.

4Tienen su propio plan.

Por mucho que te esfuerces, siempre van 10 pasos por delante, y no importa como pretendas salir de ellos. Traen los deberes hechos de casa y van con respuestas preparadas que te desconcierten durante la discusión, ya sea tirar de conflictos anteriores (al tenerlo ellos planificado es muy difícil que tú tengas otro a mano para responder), o chantaje emocional. Tienen muy claro su objetivo y tú solo eres una marioneta a la que controlar.





5Retener información

La información es un arma para ellos, y la utilizarán tanto para darte cuerda, como para quitártela. Juegan con ella como quieren y tendrán las narices de decir que no cuenta como mentir ni engañar a nadie. Básicamente parece que se pasan todo su tiempo libre planificando.

6Te roban todo el tiempo.

No pueden soportar la idea de que estés más ocupados que ellos, o pretenden que tengáis los mismos horarios para no pasar sus ratos libres aburridos. Ya es tarde, te has convertido en su mono de feria, su entretenimiento favorito. No pararán de distraerte de tus obligaciones y de hacerse los solitarios cuando intentes resistirte.

7Envidia.

Da igual el ámbito que sea, siempre vas a ser visto como su competidor. es por eso que, aunque en las buenas se limiten a una felicitación (que irá seguida de un comentario sobre un logro suyo o de un intento de cambiar de tema), en las malas parece que de pronto están súper metidos en tu problema, y «te ayudan» con tantas ganas (porque a parte de que no eres una amenaza para ellos, todavía les darás la oportunidad de quedar bien).

8Argucias.

Siempre tiene la noticia más loca e innovadora en la punta de la lengua, y, mentira o no, lo va a contar de una forma increíble. Podrías pasar horas simplemente escuchando a estas personas.

9Controlador.

Las mentiras tienen las patas muy cortas, y a la poca que te salgas un poco del camino puedes llegar a pillarle alguna, para evitar esto, intentarán controlar tus planes, amistades, y todo lo que haga falta.

10Están perfectamente.

Literalmente, son sociópatas en toda regla. Sólo ven a las personas como piezas que reaccionan a diferentes estímulos que ellos pueden y quieren controlar en su beneficio.

11Agente doble.

Esas personas que encajan perfectamente a la vez en 50 grupos de amigos completamente diferentes entre sí. Intentan agradar a todo el mundo a base de demostrar todo lo que entienden de todo constantemente, no pueden quedarse atrás en una conversación, y te darás cuenta de qué tan rápido pueden llegar a cambiar sus gustos dependiendo de con quién estén.





12Amigos de viajes.

Mira, para esto puede valer. Para ir de viaje pueden resultar una compañia muy entretenida, además, al no estar en un grupo en el que quedar bien, parecerá una persona atenta por cuenta propia. Además, como hemos dicho antes, suelen tener buena conversación.

¿Se te ha venido alguien a la mente? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuente: Te suena.