Intentar potenciar nuestras aptitudes al máximo es algo que se ha hecho y se hará siempre, pero… ¿todo vale? Aquí os traemos los 10 tramposos más descarados que se han descubierto en el mundo del deporte. No importa la disciplina, ni el tipo de pelota, de pista, de género, de color de piel, país de origen… aquí veréis todo tipo de personas que han intentado hasta el final recurrir a “ayuditas” para llegar a sus objetivos y a ser los mejores en su profesión. Os dejamos con los casos más divertidos de cómo acabar con tu carrera profesional.

Tonya Harding

Tonya era una de las mejores patinadoras del mundo. ¿Cuál fue su problema? Intentar asegurarse la victoria en la final del Campeonato de Patinaje Artístico de Estados Unidos de 1994. Para sacarse de en medio a su rival y así asegurarse el primer puesto, el marido de Tonya hizo que un delincuente acometiera a su contrincante y así hacer que su querida mujer fuera la mejor del campeonato. El único problema fue que la policía los descubrió y eso hizo que se quedara para siempre fuera del mundo del patinaje. No siendo ya una historia suficientemente conocida por todos, consiguieron que Margot Robbie se pusiera en la piel de la patinadora en una película basada en su historia.

Lance Armstrong

Este hombre hizo una carrera modelo en el ciclismo; consiguió todo tipo de premios y triunfos a lo largo de su vida en el mundo del ciclismo. El problema fue que cuando aparcó su bicicleta para retirarse de este deporte, empezaron a investigarlo sacando pruebas que lo incriminan de recurrir a diferentes drogas ilegales para ganar en sus competiciones. Así pues, finalmente, se le retiraron automáticamente todos sus logros profesionales que había conseguido.

Marion Jones

De drogas sigue la cosa. Esta ex-jugadora de basket recurrió a diferentes sustancias ilegales para ganar en las Olimpiadas del año 2000 en Sydney. Gracias a estas “ayudas”, consiguió 3 medallas de oro y 2 de bronce. Después de esta noticia, se le retiraron todas las medallas conseguidas de manera inapropiada.

Sylvester Carmouche

Este es sin duda el jinete de carreras de caballos más “lince” de la historia. ¿Qué hizo? Pues en una de sus carreras, aprovechando que hacía un día donde la niebla estaba presente en el turf, se le ocurrió quedarse parado durante una vuelta entera para ahorrársela. Y por supuesto, volvió a salir a la carrera al frente de todos los competidores. El fallo fue que la carrera estaba llena de cámaras y estas, por supuesto, lo grabaron.

Rosie Ruiz

Estaba claro que esta mujer quería ser leyenda, y así fue. Lo que hizo fue recurrir a una trampa bastante habitual y la verdad, muy poco ingeniosa. Ganó el maratón de Boston el año 1980 logrando un nuevo récord. Luego se descubrió que en lugar de pasar por los puntos de control de la carrera, lo que hizo fue “pillar” un atajo que le ayudó a reducir su tiempo 25 minutos.

Barry Bonds

Otro caso de deportista que recurre a las drogas para ganar récords en su profesión. Barry Bonds fue un beisbolista que en el año 2001 consiguió 73 homes runs. Esto le convirtió en una leyenda para las Ligas Mayores de Béisbol y para su profesión, ya que obtuvo 762 home runs a lo largo de su carrera profesional. Y cuando ya estaba en lo más alto, bajó de las alturas a balonazos.

Sergio Motsoeneng

El reloj fue el culpable de que Sergio y su hermana Fika fueran descubiertos de su astuto plan para ganar una maratón. ¿Cómo? Con la típica ventaja que tiene ser hermanos gemelos.

Lo que hacían, en la maratón Conrades en África, era intercambiarse en diferentes tramos de la carrera para que pudieran descansar, y así finalmente ganar. Pero, como algunos de los deportistas “timadores” explicados anteriormente, las cámaras fueron su perdición. Estas descubrieron que los dos usaban un reloj, pero no tuvieron en cuenta que eran de diferente color y los llevaban en diferente brazo.

Equipo paralímpico de basquetbol de España: Carlos Ribagorda

¿Qué creíais? ¿Qué España no tiene casos de gente tramposa? En efecto, España tampoco se libra. Este es el caso de un equipo español que participó en los Juegos Paralímpicos de Sidney en 2000. Carlos Ribagorda, periodista que formaba parte del equipo, descubrió la mentira más “gorda” de estos juegos.

En las pruebas de inteligencia que se someten los participantes, es necesario tener cierto nivel para poder competir. Lo que hicieron fue falsear las pruebas para que los miembros del equipo sacara las puntuaciones óptimas para poder acceder a la competición. Aun así, España no fue el único país que hizo esta trampa.

Kim Christensen

¿Complejo de bajo? No, este no es un caso de inseguridades ni complejos a causa de la altura de nadie. Este es el caso de un portero del IFK que hizo más pequeña la portería de su equipo para tener algún tipo de ventaja cuando el balón intentara entrar en su portería. Pero como siempre, por culpa de las cámaras, se le descubrió.

Diego Armando Maradona

Aquí está el caso del futbolista más famoso de la historia. Supongo que ya conoceréis la hazaña, y es que en el Mundial de México de 1986, Maradona marcó un gol nombrado como “la mano de Dios”. Y es que al final del partido, declaró que lo había marcado con “un poco de cabeza y un poco con la mano de Dios”, y a partir de allí la prensa bautizó el gol con ese nombre. Al final de ese Mundial, Argentina se coronó como campeona del mundo.

¿Cuál de estos tramposos te ha sorprendido más? Cuéntanoslo todo en los comentarios.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).