El fin de semana pasado se celebró el que es uno de los partidos más esperados de toda la temporada liguera: el clásico entre el Barça y el Real Madrid. Este puede ser, con casi total seguridad, el partido de la zona euro en el que más tensión se mastica. Es verdad que, este año, el Barça y el Madrid están bastante distantes en la clasificación y el equipo merengue, como bien se pudo comprobar al final del partido, no pudo hacer nada para recortar dicha distancia.

El partido corrió con toda la normalidad que podría esperarse (estamos ante un clásico pero esto no es argentina, que ya visteis la que se lio con el Boca y el River el año pasado) y, dejando de lado que ganase el Barça por un ajustado gol, pudo presenciarse un auténtico espectáculo futbolístico.

Todo fue bien… dejando de lado el comentario que hizo Carlos Martínez, el narrador del partido para Movistar Plus. Todo ocurrió mientras el periodista narraba el encuentro el pasado sábado y, después de la polémica generada (cosa bastante habitual en Twitter), ha tenido que salir a pedir disculpas.

El periodista afirmó que la actuación de Ousmane Dembélé estaba siendo “un tanto autista” en referencia a la intermitencia con la que estaba jugando el futbolista en el césped del Bernabeu.

De entrada, lo primero que podríamos pensar es que el comentario es, simplemente, desafortunado. Que el periodista quería expresar una cosa que queda más o menos clara, pero que escogió las palabras con muy poco acierto. Pero es que las redes sociales no perdonan.

La mayoría de críticas iban dirigidas al poco acierto a la hora de encontrar un adjetivo para describir lo que, según él, era un partido bastante insípido del Barça. Los internautas saltaron con que el autismo es un trastorno y calificaron su comentario de “ofensivo”… y es que, de hecho, tenían razón.

En un gesto que le honra, Martínez dio la cara en sus redes sociales y pidió disculpas de inmediato afirmando que no era su intención ofender y que había estado muy, pero que muy desacertado en sus afirmaciones.

Llegó incluso a contestar directamente a algunos de los críticos admitiendo que se trataba de una “Torpeza imperdonable”. Después de su pronunciamiento, la cosa se calmó bastante y la gran mayoría de usuarios de la red del pajarito azul, supieron entender que no había sido más que un error que, con las mencionadas disculpas, estaba más que perdonado.

Aquí os dejamos algunos de los tweets que generaron el debate:

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido este error? ¿Creéis que es para tanto o que la gente ha sobreactuado un poco? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).