Pedir pizza es una actividad extendida mundialmente y un proceso que conocemos todos. Una llamada con instrucciones, la preparación en la cocina y el repartidor llevando la comida hasta una puerta.

Pero en cada país y cada cultura se observan pequeñas variaciones en este proceso tan universal, y hoy os traemos una tradición de Estados Unidos que es tan peculiar como divertida: pedir dibujos en las cajas de pizza a los cocineros/repartidores.

1Gato

«Llevo meses pidiendo que me dibujaran un gato en la caja de la pizza, y por fin [lo han hecho]. Me encanta.»

Aunque el gato no parece muy contento de haber llegado a este mundo. O quizá solo estaba transmitiendo lo que el/la artista pensaba del cliente que le toca los huevos con esta petición.

2Panda sobre jirafa

«Dibuja un panda montando una jirafa con un vaso rojo de plástico en la mano.»

Petición extrañamente específica, pero como podemos ver el trabajador cumplió a la perfección con su trabajo.

3Falta de dibujo

«Ese momento incómodo en el que el cliente pide un pingüino y nadie en el Pizza Hut sabe dibujar.» Como mínimo se lo han tomado con humor y han cumplido.

4Eat me, Jon

«Pedí que me dibujaran una jirafa en la pizza» Y efectivamente, una jirafa fue dibujada, y en gran detalle. Incluso con una pequeña frase personalizada, «eat me, Jon.» que nos imaginamos que apela al cliente.

5«Pedimos que escribieran algo divertido en la caja.»

Y, irónicamente, pusieron algo divertido en la caja. ¿Cayeron en su propia trampa o ya sabían a lo que iban desde el principio? Nunca lo sabremos.

6Gato volumen 3

«Pedimos un gato del espacio en la caja.» Y un gato del espacio encontraron. De nuevo y como parece ser habitual en los gatos, no está muy contento de estar donde está.

7Larga y próspera vida

«Les pedí que dibujaran algo de Star Trek.» Y el Spock que encontraron dice: «¡Es difícil tener una larga y próspera vida cuando no paráis de comer bacon, gordinflones!» Un mensaje tan agresivo como, al parecer, necesario. El bacon puede estar más o menos bueno, pero como todo, en exceso no es bueno. Gordinflones.

8El chiste más gracioso

«Les pedí que pusieran un chiste en la caja y pusieron un espejo :(»

Así se lamenta este cliente, víctima de un chiste tan gracioso como destructivo para él. Le deseamos una pronta recuperación psicológica.

9Desnudos

Este cliente pidió desnudos (nudes) en la pizza y le llego una pizza desnuda. La manera más original de aceptar una petición un tanto incómoda para tu lugar de trabajo. Pero bueno, como mínimo el cliente tiene pan de sobras.

10T-Rex

«Si estás feliz y lo sabes aplaudirás.» Así dice una popular canción infantil en inglés. Por supuesto, un T-Rex no puede aplaudir por muy feliz que esté. Pobrecito.

11Animar a la novia

«Un hombre pidió que pusiéramos algo para animar a su novia y escribimos ‘¿Quieres casarte conmigo?’ No sabemos cómo acabó…»

Esta fue una arriesgada apuesta por parte de los pizzeros. Por una parte podría salir muy bien, por otra muy mal. Pero esperemos que se lo tomaran como lo que fue, una broma de trabajadores que querían animarle el día a dos personas.

12Bonito corazón

Es cierto que no era lo que los clientes esperaban encontrar cuando escribieron su petición, pero hay que reconocer que los del restaurante le han puesto corazón.

13Fresco

«Pedimos que nos hicieran un dibujo ‘refrescante’ en la caja y pusieron un cubito»

Otro caso del equipo pizzero tomándose demasiado literalmente su petición.

 

¿Qué os parece esta tradición estadounidense? ¿Pediríais un dibujo en vuestra pizza? ¿Os gustaría ver más? Contadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuente: Difundir.org