«Hogar, dulce hogar». Todos adoramos (o deberíamos adorar) nuestra vivienda, con sus defectos y virtudes, incluso si es un completo desastre, al más puro estilo de «Esta casa es una ruina».

Y es que cuando vemos un problema con algún mueble, aparato o incluso tubería, muchos nos envalentonamos y nos tiramos de cabeza con toda la preparación que nos puede dar una caja de herramientas del chino y un palillo en la boca.

Ya hemos perdido la cuenta de la de veces que alguien nos ha dicho «no pasa nada, llamamos al (rellenar hueco con oficio que se ocupe del problema en cuestión)» y la respuesta obtenida ha sido «Qué dices, si esto no es ná». Y a veces sale más caro el collar que el perro (en realidad es lo suyo, ¡no compres, adopta!).

Pero no todo esto es malo, ya que como seres humanos que somos, tenemos una parte oscura en nuestro interior que nos hace disfrutar muchísimo de los errores ajenos. Es por esto que os hemos traído un recopilatorio de fails de «manazas de la casa».

1El armarito de las pesadillas

Con ese cajón dan unas ganas tremendas de arrancar el horno de una patada (aunque vale simplemente con abrirlo). Eso sí, la puerta de abajo es perfecta para esconder ahí las galletas. De hecho, yo le pondría una ranura de llave bajo el pomo. Sí, solo la ranura.

2Suicida, pero con estilo

Tener ganas de marcharse del mundo no tiene por qué ir separado de un buen sentido estético. O al menos eso parece cuando ves la remodelación que hicieron en esta casa. Eso sí, muy chulo el lavabo.

3La homeopatía de los pestillos

Si querías saber en qué consiste el efecto placebo, imagínate la situación de la seguridad que sentía el dueño de esta casa hasta que se percató de que su seguro era un fraude.

4La clave está en el ángulo

Tranquilo, no volverás a sentirte solo en el baño.

5Cuando el Tetris no es lo tuyo

No todas las casas están hechas para tener lavavajillas.

6Volvemos a la casa del suicida

Mira que cada mañana lo intenta, empezamos a creer que es inmortal. Él, por su parte, ya lo sabía de antes.

7Ya me he perdido

Y sólo he visto… ¿Una esquina? (¿Eso cuenta como una?)

8Más práctico que estético

Pero práctico al fin y al cabo. Esto es como cuando tus padres de compraban la mochila más fea de la tienda, pero que duraba más que tú.

9Un vecino agradable

Es este que se monta su propia escalera para no tener que verle la cara a sus vecinos. Un GENIO este hombre.

10Lo importante es que sirve

Aunque parezca la casa de Uri Geller.

11No nos vayamos a pasar con la intimidad

¿Quién sabe cuando puedes cruzarte con un conocido? Además, es muy útil para saber si un baño está ocupado o no.

12Tipo Loft

Esta señora buscaba un loft, y un loft le dieron. Qué malas son las modas. Eso sí, puede lavarse las manos mientras caga, y de paso coger una croqueta de la mesa. Increíblemente práctico.

13Toma de tierra

¡Ahora con tierra de verdad! ¡Es ecológico!

14Y volvemos a la casa del suicida

Igual con esto lo consiguió, porque ya no hay más.

¿Qué te ha parecido la galería? ¿Cuál es el pequeño desastre que hay en tu casa? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram. ¡Os leemos!

Si os ha gustado este artículo, además, podéis echar un vistazo más abajo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).

Fuente: Genial.guru