Muchos realities funcionan mediante un sistema de votos y, los que aún no se han actualizado, hacen que dichos votos se realicen mediante mensajes SMS (que, para los que no lo sepáis, son WhatsApps de pago). Con lo cual, es normal (o no) que mucha gente se deje dinero en salvar a su concursante favorito.

Eso se acentúa cuando los concursantes son famosos pues, a menudo, sus familias o conocidos tienen mucho dinero para gastar en esos mensajes y, por ejemplo, Anabel Pantoja reveló en Sálvame, de forma indirecta, lo que se estaba gastando para intentar salvar de la expulsión a su primo, Kiko Rivera, que está semana está nominado junto a Raquel Lozano. Uno de los dos abandonará la casa de Guadalix y Anabel quiere asegurarse de que su pariente siga, por lo menos, una semana más en la casa.

La colaboradora de Sálvame quiso aprovechar, como muchos, su influencia mediática para hacer campaña a favor de Kiko Rivera y explicó la cantidad de mensajes que estaba enviando cada día para “asegurar” su permanencia en el concurso.

 “Estoy mandando un montón de mensajes, 250 por la mañana y 250 por la noche”.

 

Kiko Hernández, otro conocido colaborador del programa, hizo un rápido cálculo mental que dejo a Anabel helada, pues, por su cara, parecía que no sabía el coste que tenía cada uno de esos mensajes.

 “Unos 500 euros te estás gastando al día. Si cada mensaje es un euro…”.



Concretamente, cada uno de los mensajes tiene un coste de 1,45 euros, con lo cual podemos deducir que, si Kiko ha estado nominado dos semanas (en la gala 3 y en la gala 8) y contamos que ha enviado 500 mensajes al día, sumamos un total de 7.000 SMS que, multiplicados por 1,45, nos dan 10.150 euros. Es verdad que puede que no haya enviado tantos mensajes cada día, pero, en cualquier caso es un dineral del cual Anabel no era consciente.

Como os decíamos, Anabel se ha quedado blanca al escuchar los datos económicos sobre sus mensajes enviados y, viendo su reacción, es posible que, si Kiko se queda una semana más y, en algún momento, es nominado de nuevo, Anabel no pueda permitirse volver a dar apoyo económico a su primo para que gane el premio final.

De todos modos, teniendo en cuenta que Kiko gana más de 10.000 euros por semana en la casa de Guadalix de la Sierra, es posible que pueda echarle un cable una vez termine su participación en el concurso.

Vosotros ¿Cuánto pagaríais para salvar a un ser querido que participase del programa? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuentes: mundodeportivo