He aquí una verdad universal: los tiempos cambian. Lo que antaño era una práctica común, hoy es algo tabú, prohibido o mal visto. Lo que hoy es un hábito diario, en unos años será algo impensable. Tales cuestiones forman parte de nuestra evolución como especie, y mientras que parece que no avancemos en algunos aspectos, hemos conseguido cosas gracias al cambio.

Hoy os ofrecemos un contraste entre las costumbres de hace 30 años que hoy en día están mal vistas, contraindicadas por médicos o directamente prohibidas.

1Alimentos procesados

Fritos, bolsas de patatas, bollos, chucherías, enlatados… En los años 80 era común que esta pirámide alimenticia de colesterol y obesidad formara parte de una dieta habitual.

A día de hoy, aunque estas comidas siguen siendo habituales, estamos mucho más [email protected] del peligro que entrañan la comida rápida y procesada e intentamos variar un poco la dieta con el objetivo de mejorar nuestra salud.

2Juegos peligrosos

Hace 30 años no importaba que los niños jugaran en la calle, en parques con jeringuillas rotas o en el mismo infierno. De la misma forma, podían jugar con canicas, soldaditos o cualquier tipo de objeto que la persona encargada de escribir las etiquetas de «mantener fuera del alcance de los niños» se tirara de los pelos.

3El sillín

Los sillines de seguridad para los pequeños no eran de uso extendido, ya que no se hacía tanto énfasis en la seguridad viaria. Hoy en día, en parte también gracias a la tecnología, los enanos están mucho mejor protegidos a la hora de viajar en coche.

4El casco en la bici





A pesar de la existencia de los cascos, no era habitual que nadie los usara al coger la bici. Sin embargo, hoy en día el uso del casco es obligatorio en numerosas ciudades. Sea porque quedan bien o porque no nos apetece sufrir un traumatismo cerebral, no seremos nosotros los que desobedezcamos.

5Solo en casa

Antes era habitual dejar a los niños solos en casa, mientras los padres llegaban del trabajo o del bar de la esquina. Pero suponemos que con el tiempo los padres llegaron a la conclusión de que tener a un pequeño lamiendo enchufes y tirándose por la ventana mientras ellos no estaban no era santo de su devoción. Quién sabe.

6La cajetilla del domingo

Otra costumbre de antaño era mandar a la prole a por la cerveza, el vino y el tabaco a cambio de una pequeña propina. Hoy en día, sin embargo, está terminantemente prohibido vender tabaco y alcohol a menores de 18. Sus motivos tendrán.

7Control parental

Actualmente una de las herramientas más cómodas de usar para los padres es el control parental, que todas las plataformas y cachivaches incorporan para facilitar a los padres imponer sus normas. Tales herramientas no existían en los años 80, y mirad cómo ha quedado el mundo (pues regular, como siempre).

8Terceros padres





Otra costumbre extendida en el pasado era que los hermanos mayores se encargaran de ser una especie de alguacil de sus padres, encargándose de los más pequeños y cuidarlos cuando los padres no podían. Mientras que no se ha extinguido del todo, es cierto que ahora no se carga tanto a los mayores con tal temprana responsabilidad.

9Jugar en la calle

Entre las extraescolares, los videojuegos, estar en casa de mi amigo Pepito o estar de colonias, los niños ya no juegan en la calle. Sea a causa de unos padres más restrictivos o que ahora ya no apasiona tanto el prospecto de que tu hijico sea secuestrado, cada vez es menos habitual que los pequeños ronden por las calles sin la supervisión de un adulto.

¿Qué os ha parecido esta lista? ¿Os parece bien la evolución de la humanidad? ¿Creéis que estábamos mejor antes? ¿Os gustaría ver más? Contadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuente: Difundir.org