Las profecías son algo que, por algún motivo, nos genera interés a todo, sobre todo aquellas que se cumplen. A lo largo de la historia han aparecido pensadores, filósofos o drogadictos (en ocasiones son las tres cosas).

A continuación, os queremos contar la historia y las profecías hechas por un argentino que dibujaba aquello que su mano le decía que iba a ocurrir.

Este clarividente se llamaba Benjamín Solari Parravicini y vivió entre 1898 y 1974. En su estudio hacía bocetos de forma espontánea y, algunos de ellos, eran claros pronósticos de lo que iba a suceder. Algunos de los cuales, con el tiempo, se han ido cumpliendo.

Cuando murió había hecho ya más de 700 pictografías (que es el nombre que él mismo les ponía) muchas de las cuales describen con exactitud algunos hitos y momentos recientes de la humanidad.

Por ejemplo, en la década de los treinta hizo algunas imágenes y textos que dejaban entrever el final de la Segunda Guerra Mundial.

Además, en 1930 ya vio la caída de dos de los grandes líderes fascistas del momento, Hitler y Mussolini.

Otra de las profecías más sonadas es la que hace referencia a Fidel Castro y la revolución en Cuba que tuvo lugar 22 años después de que se hiciese la psicografía y cuando el líder cubano solo tenía 11 años.





También hizo pronósticos con España, por ejemplo, dijo lo siguiente:

La palabra celeste llegará a una aldea de España y se le escuchará. Orando sobre la roca del milagro en España llegará un día la Virgen, llegará escoltada por el ángel Gabriel; ella dará a las campesinas la mano y les enseñará las huellas a seguir. Cristo bajará de aquella mano”.

Solo 23 años después, comenzaron las apariciones marianas en la aldea española de Garabandal, a los pies de Peña Sagra.

También vio venir el conflicto de la Guerra Fría entre Rusia y su carrera espacial con frases como: “Una carrera de poder entre yanquis y rusos tendrá lugar. Correrán por el espacio y la tierra. Puede que no lo parezca, pero Estados Unidos prevalecerá”.

Además, también hizo una referencia a Laika: “El can será el primer volador”. Fue el primer ser vivo en ser enviado al espacio, en este caso, un perro enviado por los rusos.





Otra de las profecías más sorprendentes (y más lejanas en el tiempo) es la que concuerda bastante con el atentado a las Torres Gemelas de 2001:

La libertad de Norteamérica perderá su luz, su antorcha no alumbrará como ayer y el monumento será atacado dos veces”.

Para terminar, se dice que la teoría que lleva por texto “¡Principio del fin, será muerta el hombre orquestra de Norteamérica” habla sobre un posible futuro asesinato de Donald Trump.

¿Os gustan las profecías? ¿Creéis en ellas? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).



Fuentes: tesuena