¿Qué es la belleza? ¿Lo que nos dictan las revistas de moda? ¿Los ejemplos de ‘éxito’ que tenemos en las redes sociales? ¿Lo que estipula Hollywood para sus películas? La vida es bastante más compleja y pocas cosas hay más dañinas que limitar la belleza a lo que un grupo ‘selecto’ decida que hay que limitarla.

Estamos viviendo una época en la que este tipo de reivindicaciones están cobrando, por suerte, mucha fuerza y, con las fotografías de hoy, pretendemos concienciar un poco más sobre este aspecto.

¿Qué pasa si no tenemos el cuerpo que nos dicen que debemos tener? ¿Podemos ser felices igualmente? Aquí os dejamos la respuesta:

Una sonrisa preciosa

La demostración de que no hay nada más hermoso e inocente que la mirada de un bebé.

Dos hermanas

La simetría perfecta de dos gemelas que comparten algo más que su cumpleaños.

No hay pérdida

No hay ninguna duda de que son madre e hija…

La externalización del amor

Nada de rayos en la frente… ¿qué hay mejor que un corazón?

Es un caso único

Pocos registros fotográficos hay de lunares tan perfectos como este.

La belleza es compleja

Y esta foto es la prueba de ello. Tenemos una fijación con que la belleza ha de seguir unos cánones muy fijos… pero, ¿y si no?

Otro corazón

Lo importante de estas imágenes es que, estas mal llamadas ‘imperfecciones’, si se ven con los ojos adecuados, pueden ser cosas hermosas como, de hecho, lo son. En este caso, tenemos un hermoso corazón de ejemplo.

Esa sonrisa lo es todo

La inocencia de ese bebé nos demuestra que lo único que nos llena de prejuicios e inseguridades es la vida adulta. Un bebé no se pregunta por el color de la piel, por la altura o por el tipo de pelo; nosotros somos los que hacemos que, más adelante, se preocupen.

Dos muñecas en una sola imagen

No hay que ocultar estas cosas como si fuesen un problema porque, de hecho, no lo son. Somos nosotros los que las acabamos convirtiendo en un problema.

¿Qué más da?

La felicidad es un reflejo de lo más profundo de nuestra alma, ¿por qué debería verse afectada por algo que está tan fuera como puede serlo un simple lunar?

Toda una reina

Una reina que, con esa mirada, podrá conquistar cualquier reino.

¿No se parece un poco a Emma Stone?

Una mirada de esas que te penetran hasta lo más profundo del corazón. Imposible no fundirse y desparramarse por todo el suelo.

Toda una modelo

Una modelo para la moda y para las nuevas generaciones: que sepan que no se puede pedir la belleza en función de si encajamos más o menos con los estereotipos que vemos en nuestro día a día.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas fotografías? ¿Estáis de acuerdo en que tenemos demasiados prejuicios para todo? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).