El mundo está lleno de buenas personas, y de la misma forma que estas existen, no resulta difícil encontrar la parte contraria. Por mucho que nos gusta creer en el Karma y en cosas que nos hagan pensar que el mundo es un buen lugar, lo cierto es que las personas más aprovechadas son las que más se acercan a las que están siempre dispuestas a hacer algo por los demás.

Y es que esto puede ir desde pedir un favor demasiado grande para una relación de poca confianza, hasta regatear una oferta que es más simbólica que otra cosa. La gente es muy rata cuando quiere.

Pero lo peor de todo, es que las buenas personas suelen tener un gran sentido de la culpabilidad, por lo que los caraduras tienden a hacer sentir mal al otro, acusándolo de ser el culpable de sus malas situaciones, desgracias, e infelicidad en general.

Hoy os dejamos con 10 casos de personas que tenían mas cara que un puesto de monedas trucás:

1Siempre puede ser menos

El que es un tieso, es un tieso, y no importará lo barato que se lo ofrezcas todo, siempre puede intentar conseguir todo gratis. De estos los hay a puñaos, y lo peor es si es un amigo o conocido y has salido a comprar con él. Intentará regatear hasta en las tiendas normales…

2Una respuesta firme

A este tipo de cosas nos referíamos. Hay quienes intentan hacerte cargo de sus responsabilidades personales, solamente porque no son capaces de hacer nada por si mismos. Es casi como en las películas noventeras de padres por sorpresa/a la fuerza. De pronto te encuentras con que la navidad de unos niños que no conoces de nada depende de ti.

3Yo lo veo justo, el coche también era rojo

Lo mejor de todo es que a la vuelta se tendría que ir a casa a pata y con el cortacésped. No sabemos si el tipo es más caradura o inocente…

4El que pide, no elige

No todo el mundo se puede permitir dejar propina, y es algo voluntario, así que, por poca que sea, siempre debe ser algo a agradecer. No siempre van a ir millonarios al restaurante donde trabajas de camarero. La gente así casi que se merece más que no les dejen nada para que no se sientan frustrados.

5Carta a los Reyes

Millennial edition. ¿De verdad pretende que alguien le regale algo tan caro y nuevo porque sí? ¿A un completo extraño? la gente flipa mucho.

6*Se necesita un poco de moral*

Quizá su hija perdió el violín prestado, y pretendía devolver uno completamente diferente como si fuera el otro…(?)  Aun así sería más sencillo y ético explicar lo sucedido, y pagar por él, o si no se puede, pedir disculpas apropiadamente.

7Jekyll y Mr Hyde

Este es de los peores, primero intenta timarte, luego te toma por tonto (como si no se pudiera comprar cualquier móvil de tienda de barrio por ese dinero), y luego saca su verdadera personalidad, más horrible aún que toda la falsa pena que había antes.

8¡Aprovechada!

Desde luego que hay quien no tiene vergüenza alguna, y mira que el otro estaba dispuesto a salir a tomar algo y todo. NI EL PAN QUE COME SE MERECE.

9Ay, viejo amigo…

Todo lo que empieza por «Siento escribirte después de tanto tiempo…» siempre tiene algo chungo detrás. Y lo más horrible de todo es que incluso si tu consideras a esa persona como un amigo, puede que el otro realmente sólo quiera aprovecharse, como es el caso…

¿Conocéis a alguien que sea como estas personas? ¿Os ha pasado algo parecido alguna vez? Contádnoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuente: Difundir