Los niños pequeños suelen sorprendernos con su creatividad. Dicha creatividad a veces se aplica a sus dibujos y a sus frases, pero también a sus travesuras.

Es por eso que hay padres que deberían plantearse el dejarlos solos, no por lo que les pueda pasar a ellos, sino por lo que ellos puedan hacer a todo aquello que hay alrededor. A continuación os dejamos una recopilación con 15 niños y sus travesuras.

Este niño quiere ser una tortuga

Los padres se rieron mucho al verlo hasta descubrir que el pequeño se había cagado en la pecera y todos los peces habían muerto.

Hazte el muerto y nadie sospechará de ti

Después solo hará falta poner un rotulador en la pata del perro para poder echarle la culpa y que el plan sea perfecto.

Mini Dexter

Cuando los padres se dieron cuenta de que era pintura ya habían llamado a cinco exorcistas distintos.

Hay niños a los que les encanta ducharse

Lo mejor de la foto es la cara de inocencia del niño, como si no fuese consciente del monstruo de espuma que tiene detrás.

El hermano pequeño siempre se queda la peor parte

Seguramente el hermano mayor le convenció de que el «baño» pequeño era mejor que la bañera. Esperamos que, por lo menos, tirase de la cadena antes de meterse dentro.

Gatos y humanos, primos hermanos

Así fue cómo los padres de este niño descubrieron porque el gato se subía a la espalda de todo el mundo.

Más jabón

Como podéis comprobar, el hacer piscinas de espuma enormes es una tendencia clara entre los más pequeños de la casa que te vacían todos los champús a la mínima que pueden.

Cuando el niño prefiere la cama del gato a su cuna

Mientras, el gato está durmiendo como un rey en la cama del bebé.

¿Cómo ha logrado ponerse ahí?

La verdad es que, si entramos al baño y nos encontramos con esto, a la mayoría de nosotros nos daría un patatús.

Habrá que precintar a la niña antes de empezar a pintar

Los sofás y los muebles son importantes, pero es posible que empapelar a los más pequeños deba convertirse en una prioridad para no terminar como ella.

Es importante valorar la comida y el agua como se merecen

A algunos les parecerá que esta actitud es típica de los niños, pero seguramente habréis visto a más de un amigo haciendo lo mismo con un cubata.

El meador fantasma

A este pequeño le daba vergüenza mear mientras sus padres estaban en el baño así que, simplemente, decidió ponerse una manta en la cabeza para orinar tranquilo.

Así se puso este niño cuando le dijeron de recoger

Le dijeron que no estaba jugando con todo y que debería recoger los Lego, pero él dijo que los estaba aprovechando todos y se estiró encima para demostrarlo.

Los coches de juguetes 4×4

Esta niña quería jugar a los coches, pero se cansó de jugar en una superficie lisa y decidió hacer su propia versión en miniatura del Dakar.

No todas las travesuras suponen un castigo

Levantarse para mear y ver que tu hijo/a ha hecho esto es realmente bonito.

¿Cuál os ha parecido la mejor travesura? ¿Habíais hecho algo así cuando erais pequeños? Contádnoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuentes: difundir