Sin duda, una de las mejores parejas de la reciente edición de GH Dúo son la que está formada por Kiko Rivera e Irene Rosales. Los focos estaban sobre ellos desde el primer momento en que entraron en la casa de Guadalix de la Sierra, sobre todo después de las confesiones que realizó Kiko con su adicción a las drogas.

Y es que el hijo de la Pantoja ha vuelto a ser noticia por sus “declaraciones” aunque, lamentablemente, en este caso no ha sido por un sincera confesión, sino debido a un comentario desafortunado (o al menos eso dirán los más permisivos) que ha realizado sobre su “virilidad”.




Recientemente, Irene Rosales, la mujer de Kiko Rivera y su pareja en el reality de GH Dúo de Telecinco, tuvo que salir de la casa para que la viesen los médicos debido a una emergencia y regresó este mismo domingo por la noche.




El programa le dijo que no hacía falta que diese explicaciones sobre lo ocurrido, de hecho, el presentador Jordi González hizo hincapié en ello. Sin embargo, la joven quiso contárselo todo a la audiencia y ser sincera con los que siguen el programa.

Según contó ella misma, Irene había sufrido un aborto involuntario y tuvo que ser atendida en un hospital.

«La noche del miércoles al jueves tuve un dolor fuerte en el abdomen y tuve una hemorragia y perdí la consciencia. Con las pruebas han visto que estaba embarazada y que he sufrido un aborto».




Obviamente, cuando lo explicó, la mayoría de personas afrontaron el asunto con seriedad escuchándola y respetando su experiencia. Sin embargo, su pareja soltó un comentario que hizo que la audiencia nos frotásemos los ojos y no nos pudiésemos creer lo que acababa de decir.

Seguramente se debió a la tensión del momento y, como Michael Scott en The Office, Kiko soltó una frase completamente inapropiada que nos dejó a todos estupefactos.

Justo cuando Irene había explicado lo ocurrido, Kiko hizo la siguiente rima que, por divertida y espontanea que le pueda parecer a alguien, estaba completamente fuera de lugar.

«Me llaman el hombre clavo, donde pongo el ojo, pongo el nabo».

Irene Rosales hizo oídos sordos al comentario ya que, o bien no lo escuchó, o bien no quiso dedicarle tiempo. En cualquier caso, este no pasó desapercibido por la audiencia que incendió las redes sociales.





Como es lógico, los seguidores de GH Dúo llenaron sus cuentas de mensajes reprochando el comentario de Kiko Rivera que resultaba prácticamente imposible de defender.

No tiene pinta de que el programa actúe de ninguna forma en contra de Kiko por esa rima, con lo cual, será la audiencia la que deberá decidir, cuando Kiko esté nominado, si merece seguir en la casa.

¿Cómo creéis que debería haber reaccionado Kiko? ¿Cómo lo hubieseis hecho vosotrxs? ¿Pensáis que Irene no debería haberlo explicado? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuentes: huffingtonpost