Por Mujeres y Hombres y viceversa han pasado muchos tronistas y pretendientes, pero hay algunos que han sido más memorables y han tenido más relevancia que otros.

Una de ellas es Rym Renom que, recientemente, se ha convertido en noticia al estrenar un nuevo look.

La joven terminó con todo el pelo quemado después de un tratamiento capilar y, hace poco, ha contado todos los detalles sobre lo que le sucedió.

Parece Rym tiene muy mala suerte con sus tratamientos estéticos, ya sean sus implantes de pecho (hace unos meses tuvo problemas con su prótesis) o este tratamiento en el cabello que la ha obligado a cortárselo de forma radical.

Como es lógico, la extronista de MyHyV está muy enfadada y ha posado con su nuevo look en sus redes sociales al mismo tiempo que ha contado su desgraciada historia y cómo ha terminado con todo el pelo quemado.

«No es por el pelo, el pelo crece y gracias a dios me gusta corto, pero a mí lo que me ha molestado han sido las maneras».

Su indignación no se debe solo al hecho de que le han destrozado su melena, sino que se queja, sobre todo, de que el salón estético donde se lo realizaron no ha querido responsabilizarse de ello y ni siquiera le han devuelto el dinero invertido.

«¿Os acordáis del destrozo que me hicieron en el pelo? Pues no me quieren devolver el dinero que me gasté y fue un pastizal. Lo único que me dicen es que me regalan tratamientos, pero eso no soluciona nada. No quiero volver allí solo por el mal recuerdo».

Y es que la verdad es que es evidente que el salón de belleza ha hecho algo mal solo viendo las imágenes que Rym compartió a través de los stories de su cuenta de Instagram donde compartió una fotografía del estado de su pelo.

«¡Qué tratamiento! Si me he cortado toda la melena. Juro que ya no es por el dinero, sino por la falta de consideración. Me dejaron en visto dos días, llorando estaba. Estoy en Marruecos y he tenido que cortármelo un poco más».

Lo más curioso de todo es que, recientemente, la influencer acaba de iniciar su propio proyecto abriendo un negocio de estética donde, seguramente, evitará hacer todo aquello que le han hecho a ella.

«Trabajo y trabajaré duro para lograr mis metas y, si un día un cliente mío no está contento con el resultado, intentaré hacer todo lo posible para solucionar las cosas».

Finalmente, Rym quiso enviarle un mensaje al salón de belleza que le hizo ese estropicio a su cabellera.

«Yo duermo tranquila, quien tiene que tener la conciencia mal es usted por no querer hacer las cosas debidamente. Los 385 euros se los puede guardar para ponerle el finiquito a la empleada que me hizo el destrozo».

Esperamos que los siguientes tratamientos de belleza de Rym (que seguramente realizará en su propio establecimiento) no le vuelvan a dar tantos dolores de cabeza.

¿Cómo hubieseis reaccionado vosotrxs? ¿Qué creéis que debería haber hecho Rym? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuentes: telecinco