Sabemos que caer bien en internet de manera unánime es alo realmente complicado, quizá podría ser un reto casi imposible, y lo peor de todo es que incluso de llegar a conseguirlo, probablemente nadie te dará un premio que demuestre que lo conseguiste alguna vez.

Lo que sí que tendrás en tu poder, seguramente, sean los seguidores, las capturas de pantalla, y el grato recuerdo de como un día te convertiste en la persona capaz de pasarse Twitter.

Esto es lo que le ha pasado en esta ocasión a una chica que publicaba unas capturas de pantalla en las que se veía como reaccionaba ante el acoso cometido por parte del trabajador de su taller.

Os dejamos con la hazaña.

Todo esto lo cuenta la hermana de la afectada, desde su cuenta personal de Twitter.

Desde el primer momento, el tipo se muestra de lo más espeluznante, se nota que no tiene ni idea de lo desagradable que puede llegar a ser el sentirte acosado.

La chica, por su parte, que se ve que se lo habrá pensado bastante antes de responder, se pone a ello, bien en serio, como debe ser.





Ella se limita a revelar al hombre cómo se han sucedido los hechos realmente, para que sea consciente de la situación y de lo que ha hecho para que todo de este vuelco tan inesperado.

También se paró a explicarle su miedo y preocupación de la forma más exacta posible. Nadie lo habría expresado mejor.

Ella le empieza a presentar las opciones que ahora ve que puede tomar, porque obviamente es una situación horrible en la que no se quiere sentir atrapada, y espera que con esto termine de entender lo que hay. Luego le advierte de la que sería probablemente la opción más sensata para ella, aunque comenta que está en contra de hacer peligrar el trabajo de nadie sin un buen motivo. (El acoso es un motivo más que de sobra para esto, y especifica que ella lo considera algo realmente importante.)

Como no podría ser de otra manera, el tipo lo entiende (o finge que lo hace) y es que las personas que son capaces de hacer estas cosas, tienen la capacidad empática de una patata, y hasta que no sienten que les va a doler algo a ellos de alguna manera, no entienden que algo está mal.

Para rematar la faena, la mujer (MUY SEÑORA ELLA) le termina de dejar claro que, además, tampoco es su «cambiador de aceite favorito», como decía éste al comienzo de la conversación.

Y es en este punto en el que aparece Twitter:





La propia empresa, al ver cómo se viralizó la conversación, pasó a tomar parte también, dejando clara su postura ante las situaciones de acoso por parte de sus trabajadores.

Hay quien simplemente le desea el mejor bien de todos: dinero sorpresa.

 

Y como no podía ser de otra manera, cuando una se atreve a hablar, esto motiva a las demás a atreverse junto a ella a comentar sus casos.

Incluso un chico comentó cómo se fomenta el comportamiento que ellas denuncian en la sociedad.

Y también apareció otra chica víctima de la misma empresa.



Por último, otras se sintieron inspiradas por sus palabras y le agradecieron por compartir la experiencia, ya que ahora ellas también sabrían cómo reaccionar la próxima vez que se vieran en la misma situación.
Es cierto que esta mujer se ha convertido en todo un ejemplo a seguir para muchas chicas que no saben cómo actuar frente a algunas situaciones incómodas, por eso, si vives este tipo de experiencias, está bien que te atrevas a contarlo, ya sea para aprender cómo reaccionar, o para enseñar algo con lo que se ha vivido.

¿Cómo habrías actuado tú frente a la misma situación? ¿Qué piensas de este caso? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuente: Difundir