La carrera profesional de Thaïs Blume tiene un inicio muy particular: el primer papel que obtuvo para una producción fue el que la catapultó a la fama. Normalmente, los actores y actrices pasan por algunos pequeños papeles antes de dar ‘el pelotazo’, pero el caso de Thaïs fue diferente.

Primero hagamos un breve repaso por su biografía más temprana: nació un no-muy-lejano 19 de septiembre de 1984 en la hermosa ciudad de Barcelona (en la de España, no la de Venezuela, que mucha gente se confunde).

Desde pequeña, se sintió siempre muy atraída por el mundo de la interpretación y, cuando tuvo la oportunidad, se lanzó de cabeza a por su sueño… y lo consiguió (de eso no hay ninguna duda). Ahora os contaremos cómo.

En el año 2008, Thaïs dio vida a Cristina en una de las series con más éxito de espectadores y crítica de la historia del audiovisual español. ‘Sin tetas no hay paraíso’ fue una producción de Telecinco que nos explicaba lo complicado y peligroso que es el mundo de la mafia, las drogas y la prostitución. Un drama como pocos se han visto en televisión.

Su personaje en la ficción era una actriz de cine erótico que estuvo muy presente en la serie a lo largo de las tres temporadas que duró la misma con un final que bueno… mejor miráis la serie, que vale la pena.

En 2009, pudimos verla en el largometraje de ‘Luna caliente’ en la que tenía como compañero a Eduard Fernández y que estaba dirigida por Vicente Aranda. Su papel fue muy elogiado por la crítica.

En 2010 pudimos vivir su regreso a la pequeña pantalla de la mano de la serie ‘Valientes’, una producción de Cuatro. Esta era una serie que trataba sobre la venganza en la que pudimos verla junto a Belinda Washington y Marta Milans.





Su otro pelotazo llegó con su incorporación a la serie de ‘Hispania, la leyenda’, en la que interpretó a Gaia, una joven esclava que se encontraba bajo las órdenes de la familia Sulpicio desde que tenía memoria. En el spin-off que se hizo de la serie, ‘Imperium’, repitió este mismo papel.

En 2011 pudimos verla en la segunda temporada de la serie Gran Reserva, en la que se puso en la piel de Lorena, la camarera que se enamora de uno de los protagonistas de la ficción.

Desde 2012 a 2014, pudimos verla en producciones como ’88’, ‘Los misterios de Laura’ y ‘Kubala, Moreno y Manchón’. Tuvo un papel recurrente en la serie 39+1 y, sobre todo, fichó para otra de las grandes series de la historia de la televisión española: ‘El Príncipe’.

En esta genial producción, Blume dio vida a Mati, una policía de lo más perspicaz y valiente que era capaz de moverse en un mundo de lo más hostil. Su papel fue uno de los más queridos a lo largo de las dos temporadas que duró la serie.





Desde entonces, hemos podido verla en series como ‘Amar es para siempre’, dando vida a la abogada Nuria Salgado Sanz, o en la producción ‘Sabuesos’, de La 1, donde retoma su papel como policía con mucho carácter y talento.

View this post on Instagram

🐺 ✈️ #madrid

A post shared by Thais Blume (@thaisblume) on

Podéis seguirla en su cuenta de Instagram como @thaisblume donde sube fotografías como las que os dejamos y nos muestra un trocito de su día a día.

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido la trayectoria de esta genial actriz? ¿La echáis de menos en más producciones? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con mucho cariño).