Fran se había convertido en el concursante por excelencia de Pasapalabra, el mítico programa de Telecinco presentado por Christian Gálvez. El asturiano ha visitado el programa 168 veces durante los cuales ha estado, en más de una ocasión, a un paso de llevarse el bote acumulado.

Todos confiábamos en Fran y estábamos prácticamente seguros de que, un día u otro, se iba a llevar el bote y, finalmente, ha sucedido. Aunque no se trataba solo de confianza, ya que el concursante estaba más que preparado para hacerse con el bote.

El joven de Oviedo es un apasionado de la lectura y un cocinero “amateur”. Otro de sus amores es la pintura; de hecho, dice llorar con cuadros de El Bosco. Además, tampoco se le escapan otros artes como el cine o el teatro. Estudió Biología, pero su gusto por las ciencias sociales también estaba ahí desde pequeño y, con solo dos años, se sabía todas las capitales del mundo.

Antes de empezar su larga trayectoria en Pasapalabra, el ovetense trabajaba en un proyecto empresarial con su padre dedicado al ahorro energético y a la venta online de productos LED, aunque es posible que, a partir de ahora, expanda su vida laboral hacía otros lares.

El programa y Telecinco ya habían anunciado que el hito se produciría este martes para que nos reuniésemos todos frente las pantallas de televisión y así poder ver cómo Fran González se llevaba ese tan merecido bote de millón y medio.

El total ascendía concretamente a un premio acumulado de 1.542.000 euros, el tercer bote más alto de toda la historia del concurso y, aunque Hacienda se quede lo suyo, está claro Fran se va a llevar un buen pellizco.

Pero ¿qué va hacer Fran con todo ese dinero?

Pues de entrada el licenciado en Biología de 29 años ha dicho, textualmente, que usará el dinero del premio para «pagar los estudios de sus dos sobrinos, llenar su casa de libros y montar una librería», pero que a la larga lo que le gustaría sería «fundar un laboratorio biológico para tratar de desarrollar fármacos contra enfermedades como el cáncer, la malaria o el dengue, así como dar oportunidades a jóvenes que quieren estudiar».

Y es que, como podemos ver, que el bote se lo haya llevado Fran es algo positivo ya que demuestra el buen uso que se le puede dar al dinero, sobre todo porque también ha dicho que donará parte del dinero a organizaciones benéficas que luchen contra alguna enfermedad.

Obviamente, también destinará parte del dinero a su familia, sobre todo porque, para él, sus padres han sido lo que siempre ha tenido en mente a la hora de cumplir sus objetivos. De hecho, tras ganar y hablar con su madre por teléfono, aconsejó a la audiencia sobre la importancia de la familia.

«Hay que ser familiar y estar con la familia, que son los que siempre están ahí».

Al ganar el premio, la locura se ha desatado en el plató para después, llegar a un momento de llanto y reflexión dando los agradecimientos correspondientes al programa y su familia.

 “Siempre he dicho que hay que tener salud, que es el pilar de la vida, y a partir de ahí podemos cumplir nuestros sueños y ser felices”.

Y para terminar su paso por el programa, Fran cumplió su promesa y, ya que no podía raparse, decidió escanciar sidra con una botella que, seguramente, Christian Gálvez tenía preparada desde hacía tiempo.

A continuación, os dejamos el vídeo con el momento de su victoria para que podáis disfrutarlo si aún no lo habéis visto.

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido el paso de Fran por Pasapalabra? ¿Lo echaréis de menos? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque los hemos hecho con mucho cariño). 

Fuentes: 20minutos