Vivimos en un mundo que, por alguna razón u otra, no está funcionando de la forma que debería. Vamos a trompicones y, cada mañana, nos despertamos con alguna noticia que, bien pensado, debería alarmarnos muchísimo. Estamos descuidando a todos y todo. ¿Podemos hacer lo que estamos haciendo de forma ilimitada?

Gerhard Haderer es un caricaturista austriaco que tiene una visión muy concreta del mundo y no tiene miedo en mostrarla. En sus ilustraciones, nos enseña en lo que, para él, nos estamos convirtiendo. ¿Tiene razón en sus ‘predicciones’? Juzgadlo vosotros mismos:

1Egocentrismo

La exacerbación del YO a niveles tan extremos como los que vemos en las imágenes.

2¿Alguna enfermedad grave?

Nada, un poco de homeopatía te ayudará seguro… ¿cuánto sale la pastilla? Pues nada, 50 euros cada una… Pero te cueras ¿eh?

3A todo lo que dé

Le estamos haciendo algo a la naturaleza que, en un futuro muy, pero que muy cercano, nos saldrá muy, pero que muy caro.

4¿Feliz Navidad?

Vivimos en una época en la que los niños piden a Papá Noel una mejor conexión a Internet… este es el mundo en el que hemos decidido vivir.

5Tan cerca…

Y tan lejos… Nunca habíamos estado tan conectados y tan desconectados a la vez.

6Unas gafas pixeladas

Ya no es que veamos al mundo desde detrás de unas gafas para compensar nuestra miopía; es mirarlo desde detrás de un teléfono móvil para compensar nuestra frivolidad.

7¿De qué época es esto?

¿De la Edad del Cobre, quizás?

8Soñar en grande

Esto es a lo máximo que podemos aspirar hoy en día.

9Ese emocionante momento…

En el que regalas a tu pareja algo que llevabas meses deseando regalarle y que solo tú sabes bien que le gustará…

10El Calentamiento Global

Si es que son todo ventajas: ahorraremos en barbacoas, en hornos, en salas de bronceado… no sé de qué se queja la gente, para ser sincero.

11Sería un sueño hecho realidad

El cáncer de pulmón no te lo quita nadie. Pero poder disfrutar de ese bonito atasco lleno de gente furiosa en el coche contaminante de mis sueños… eso sí que es vida.

12Las consecuencias de Instagram

En el mejor de los casos, esta podría ser la imagen de un Influencer ya entradito en años. Es cosa de esperar un par o tres de décadas. Ya veréis.

13Más que nunca

Cada vez necesitamos más y, al final, nos sentimos todavía menos satisfechos. Algo estamos haciendo mal.

14Nuevamente:

El precio que tendremos que pagar por no cuidar ‘nuestra casa’ es muy alto, por más que aquí parezca un dibujo animado.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas ilustraciones? ¿Creéis que representan bien la sociedad en la que vivimos? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).