Hay pocas cosas que den tanta curiosidad en este mundo como la verdadera edad de Jordi Hurtado, o el por qué de que Goofy camine a dos patas y pluto a cuatro, siendo ambos perros de disney, o tener la oportunidad de explorar un edificio antiguo. Y hoy vamos a por esta última (otro día nos pondremos con de Pluto).

Y es que hay ocasiones en las que se nos brinda la oportunidad de poder explorar sin límites una casa antigua, ya sea por mudanza, limpieza de la casa familiar, o lo que sea.

Pero lo mejor de todo te lo llevas si tu sueño es ser un escritor o guionistas de historias de terror y misterio, ya que aunque sea un tópico y muchas de estas empiecen así, quizá algo de lo que encuentres pueda inspirarte.

Yoyo, el mono del infierno.

Este horrible ser del averno fue encontrado en la casa de una ancianita que tenía los santos huevos de recordarlo con cariño. Nosotros le habríamos metido fuego a la casa con el mono dentro. Se nos da un aire al mono espantoso de Toy Story 3. Solo esperamos que no vuelva a la franquicia, muchos han tenido pesadillas por su culpa.

Rito de porcelana.

Quizá esas muñecas de porcelana tenían la capacidad de conceder horribles deseo a cambio de unas monedas y de llenarles un poco su copa con… ¿sangre?

Sólo se nos ocurren cosas muy chungas con esta imagen, pero probablemente tengan una explicación sorprendentemente aburrida, así que nos quedamos con nuestras historias.

Justo sobre el dormitorio.

«Agobiado por la gran ciudad, decidió volver a casa de sus difuntos abuelos para revivir los mejores momentos de su infancia. Por las noches, hasta podía oírle mecerse y juraría hoy, de no haber muerto aquella noche, que podía oler y ver el humo de su pipa.»

Con la de amazon no iba igual de bien.

«Creyendo oír una fuga de gas de donde no debía, hicieron un agujero en la pared. Lo que creían que era un pequeño ruído sin importancia, se abrió paso como voces susurrantes por toda la casa. ¿Has oído eso? ¿No es horrible lo que dice? Bueno, lo haré igualmente.»



La habitación oculta.

¿Por qué crees que la escondieron tan bien? Dijeron que era para protegerse, pero eso no significa que se salvara necesariamente quien debía… ¿Y si quienes necesitaban ayuda fueron los que se quedaron abajo?

Un «tesoro».

¿Aceptarías dinero de un extraño? Si no sabes quien lo dejó ahí es lo mismo. Quizá algún día vuelva para buscarlo y sepa que lo tienes tú…

Lo que no te contaron.

«Encontraron extraños dibujos entre las pertenencias de sus padres, y no los podrían imaginar nunca haciéndolos, hasta que se los mostraron y vieron su reacción. Ellos los habían tirado hace años, y de pronto todo en el desván estaba lleno de pintadas similares, pero a lo que menos olía allí, era a pintura.»

«Él nunca para.»
«Era una casa tan pequeña como encantadora, y la pequeña de la familia parecía contenta con su habitación. Se había acostumbrado al tic tac por las noches, y no fue hasta los 16 años que se dio cuenta de que no tenía ningún reloj.»

¿Qué te han parecido las imágenes? ¿Qué historia te ha gustado más? ¿Alguna vez has encontrado algo que daba  miedo en un sótano? Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram. ¡Te leemos!



Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuente: La Guía del Varón