El cine es un mundo de pura magia. Los apasionados del séptimo arte sabéis que, una película, por lo general, oculta bastante más de lo que podríamos pensar en un primer momento. Por ello y para celebrar este maravilloso mundo, os hemos traído algunas de las curiosidades más divertidas y rebuscadas que hemos encontrado en algunas de las películas más míticas de la historia del cine. Coged las palomitas:

Solo en casa

Esta es una de las películas favoritas de muchísimas personas que crecieron a lo largo de los años 90. Es una de las películas ‘de Navidad’ por excelencia y la casa de los McAllister da buena fe de ello… pero, ¿por qué? Tampoco es que tenga tanta decoración navideña ‘explícita’… ¿por qué nos da la sensación de que supura ‘Papá Noel’ por todas partes?

El motivo lo descubrió la periodista Claire Raleight y es que, como bien podréis ver, casi toda la composición de espacios de la cinta está formada con objetos de colores verdes y rojos, los colores de la Navidad.

Friends y Spider-man

En uno de los capítulos de esta genial serie, Monika tuvo que trabajar en una cafetería en la que la obligaban a usar peluca y pecho falso… y, si nos vamos a la primera cinta del ‘Hombre Araña’, Mary Jane trabajaba en ese mismo lugar (del que tampoco salió muy contenta, por cierto).

Harry Potter

La última cinta de Harry Potter es la más reveladora de la saga y, por lo tanto, la que más ‘secretitos’ oculta. Uno de ellos (y de los más interesantes para los fans de los libros), es el que oculta el cuello de Lucius Malfoy: en esta escena, como podréis ver, revela el tatuaje que le hicieron cuando fue detenido y hecho prisionero en Azkaban.

Pulp Fiction y Reservoir Dogs

En Reservoir Dogs, el personaje de Steve Buscemi da un interesante discurso de por qué no deja propina cuando va a un restaurante. Esto, en la próxima cinta de Tarantino, le pasa factura al bueno de Steve, ya que, en esta ocasión, tiene que interpretar al camarero que atiende a Mia y Vincent cuando van a cenar.





Hotel Transylvania

En esta gran cinta de animación, en una escena, aparece una foto de la boda de Mavis y Jonathan… pero es que claro, a ella ser una vampiresa, solo podemos ver su silueta (y el pobre Jonathan parece que esté más solo que la una).

Regreso al futuro 2

El futuro que nos pintaba esta cinta, como ya bien habréis podido comprobar, todavía está a años luz de llegar. Pero en esto no fue lo único que esta cinta ‘falló en predecir’ y es que, en una de las escenas, puede verse un holograma que anuncia ‘Tiburón-19’ dirigida por Max Spielberg. Este es el nombre real del hijo de Steven Spielberg, director y creador de la saga ‘Tiburón’. Lo malo es que su hijo, al final, no se convirtió en director de nada.

La La Land

Para la escena inicial, esa en la que hay un montón de gente bailando en pleno atasco, el directo tuvo que repetir y ensayar muchas veces la escena… y eso puede verse, justo al principio, en el hecho de que los techos de la mayoría de coches ya están aboyados desde el comienzo.

Black Panther





Esta cinta está llena de ciencia ficción africana, por lo que es fácil despistarse con los mil detalles que nos muestra. Pero, si os fijáis en esta nave, la silueta es clavada a la forma del traje del protagonista.

Asesinato en el Orient Express

La escena final de la cinta, en la que todo el mundo está reunido fuera del expreso esperando a Hércules Poirot, es una clara referencia al cuadro de ‘La última cena’ de Leonardo da Vinci. ¿Quién está en el centro? Pues el personaje de Michelle Pfeiffer quien, en la cinta, es la encargada de juntar a todos los que estaban ahí.

Star Wars: Episodio VIII

En la segunda cinta de la nueva trilogía estrenada en el año 2017, pudimos ver un primer plano de la mano robótica de Luke, en la que se aprecia una abolladura producida por el disparo que recibió en la cinta de 1983, “Star Wars: episodio VI — El retorno del Jedi”.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas curiosidades? ¿Ya las conocíais? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, claro).