Tal vez esto suponga la ruptura total entre los tres personajes más importantes de nuestro día a día.

No sabemos en qué podrá desencadenar esto, ¿Será que los innumerables fanes de las estrellas de la televisión decidirán enfrentarse en la  vida real para defender el honor de sus ídolos? ¿Se organizarán gestas para que el vencedor sea el dueño de la razón sobre la chinchada de turno?

¿O se enzarzarán en una discusión en la que se pisen continuamente mientras el presentador tira leña al fuego así como con cara de malaje (y como si hiciera falta)?

Como confiamos en que ya sabéis de que va el tema, no vamos a dejaros ni dudar, ha sido exactamente así.

Y es que Sofía e Ylenia han creado una alianza que ni juego de tronos. Ambas llegaron a la conclusión de que su compañero en la casa, Kiko Rivera, estaba participando en el concurso con una estrategia clara desde casa.

Acusan al artista más importante de nuestro siglo de haber planeado los puntos sobre los que defender su imagen y atacar a los demás, además de cómo manejar sus estrategias de votos, y del clásico «jijijajá y meterla por detrás» .

Aunque estamos hablando de una discusión que tuvieron en la casa y que al final todo quedó en una disculpa por parte de las chicas por haberse pasado con él a la hora de expresarse (ambas hacen constantes muestras de que son personas con mucho carácter), el presentador decidió guiar uno de los momentos de la gala a ese punto que los concursantes ya habían intentado dejar atrás.

Así, como el que no quiere la cosa:

«Kiko, dice Sofía que esa manera de concursar le da asco, tan fría»

El presentador, que tiene que comer todos los días, tiene un trabajo importante, mantener la casa caldeada para que el frío invierno no enferme a los concursantes. Si en verdá’ lo hace por ellos…

A la pregunta, Rivera contestó con un tono «conciliador» (con un «zasca» que llevaba pensando desde que tuviera la discusión en la casa con la joven. Ésto típico que pasa que acabas una bronca y entonces se te ocurren todas las respuestas):

«Bueno, no pasa na’, cada uno tiene su manera de concursar. Pues unos venimos de esa manera, y otros, pues se creen que trabajan en Telefónica y abren 17 líneas de teléfono.»

Esto logró el favor del público, que aplaudió sin duda la contestación. Sofía intentó excusarse con que son sus seguidores quienes abren las líneas por ella, y que esto la exime de culpa y responsabilidad (que tampoco es que diga que no las abran), y acusa a Kiko de envidiarla por su «fandom». A lo que él respondió que no envidiaba nada, pues él también tiene su línea propia.

Sofía aprovechó la situación para arremeter una vez más contra la manera de actuar de su contrincante: «[…] Y tu manera de concursar es muy fría, porque jijijajá con todos, y luego te la meto por detrás, pues a mí no me gusta, ya está. Pero ya lo hablamos, osea: es totalmente lícito tu concurso como el mío.»

Kiko, independientemente de lo que dijera la chica, ya parecía tener claro que simplemente por el tono de ella, había perdido la discusión:«¿Pero por qué te vienes tan «p’arriba»? No hace falta, tranquila.»

Pareciera que el concursante se había hecho a la idea de que la mejor respuesta en una discusión acalorada es una actitud calma, forzada o no.

Para que vosotros mismos juzguéis, os dejamos con el fragmento de la gala, en la que podréis escuchar la discusión al completo, con Ylenia incluida, que más tarde le tocó a ella el segundo round.

Finalmente, aunque Kiko asegura que que fuera de la casa no va a perder su amistad con Ylenia, y que Sofía no le cae necesariamente mal, las tensiones y la frialdad entre ellos es evidente.

¿Qué pensáis de la forma de concursar de cada uno? ¿Creéis que realmente todos están participando de forma que se pueda aceptar? Contádnoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuente: Tele5