La televisión está viviendo una nueva juventud. Es cierto que, hasta hace muy poco, este formato estaba viviendo su peor época. Internet y, sobre todo, plataformas como Youtube, llegaron para conquistar los corazones de la mayoría de los jóvenes. La generación de las redes sociales encontró en Youtube un lugar donde tener lo que querían, cuando querían y de quien querían.

El futuro de la pequeña pantalla era cada vez más negro y, a finales de 2017, todo cambió para siempre. Televisión Española decidió retomar uno de los programas que, antaño, más popularidad habían tenido pero que, en sus últimas ediciones, había fracasado estrepitosamente.

Así es: estamos hablando de Operación Triunfo. RTVE recuperó este formato y consiguió petarlo muy mucho. ¿Cuál fue la receta del éxito? Pues saber conectar el programa, emitido de forma semanal, con las redes sociales.

De entre todos los concursantes que destacaron de esa edición, Aitana Ocaña fue, sin ningún tipo de dudas, una de las cantantes que más popularidad alcanzaron y que mayor éxito cosecharon. No ganó el concurso, pero se ganó a todo el público y solo hay que ver cómo llena sus conciertos o como se moviliza la sociedad cada vez que la catalana hace algo.

Durante el programa, Aitana declaró en varias ocasiones que no había forma de que se cortase su larguísima melena… y, hace unos meses, lo hizo, sorprendiendo a todos sus seguidores.

Pero es que, en ese mismo programa, declaró también que su flequillo JAMÁS de los jamases desaparecería… y ahora, como podéis ver en las imágenes que os dejamos más abajo, la cantante también ha decidido decir ‘Diego’ donde antes dijo ‘digo’, y su flequillo ha pasado a mejor vida.



La cantante no había anunciado a nadie que se realizaría este impresionante y arriesgado cambio de look y todos nos enteramos al verlo, de repente y sin previo aviso, en su cuenta de Instagram.

Podemos ver que ya no queda nada de esa lisa y estilizada melena; ahora, todo son rizos. Luce una media melena completamente rizada, que da paso a un look mucho más roquero que nos recuerda a lo mejor de ‘Grease’.



Hemos viajado directamente a los años 80 y, desde ahí, estamos flipando con lo fácil que es hacer que, con un peinado, alguien luzca completamente diferente. En su publicación, la cantante no especificaba nada más.

No sabemos si este cambio de imagen obedece a la grabación de un nuevo videoclip o a una sesión de fotos para alguna revista, pero lo cierto es que, si este será su nueva imagen de cara al gran público, tendremos que hacer un gran esfuerzo en acostumbrarnos.



A vosotrxs, ¿qué os ha parecido este nuevo cambio de look? ¿Os parece que queda mejor así o preferís el look anterior? Dejádnoslo en los comentarios. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).