Las redes sociales son, actualmente, el jurado de lo más superficial de Internet. Cualquier cosa es sometida a un juicio popular que, en ocasiones, puede hacer mucho daño a las personas que son criticadas.

Recientemente, se ha producido uno de estos casos con Victoria Beckham y su hija Harper. Las redes han atacado a la ex spice girl con todo al ver que ha sometido a su pequeña a un tratamiento facial de belleza.

Harper es la hija de Victoria y David Beckham  y, con solo siete años, ha recibido un tratamiento facial por parte de su madre y realizado por, Barbara Sturm, una de las expertas en belleza más famosas de Europa.

La británica compartió un “story” de su Instagram donde mostraba a su hija en una mesa de tratamiento y con el pelo cubierto mientras Barbara Sturm le iba limpiando con mimo la cara con una toalla blanca como si fuese una estrella del mundo de la moda.

Lo más curioso es que Victoria hacía una pequeña “reivindicación” en el vídeo donde decía que debemos usar productos limpios en nuestros niños. Sin embargo, las redes han mostrado su descontento y su indignación por el hecho de someter a una niña tan pequeña a un tratamiento de belleza.

Obviamente, Victoria tiene sus seguidores y no todo el mundo la ha atacado y muchos ha dicho que solo son una madre y una hija divirtiéndose.

Pero la mayoría de comentarios han sido negativos, haciendo referencia al hecho de que con solo 7 años no tiene ningún sentido “limpiarse” la piel y preocuparse por la belleza de una forma tan superficial porque, de esa manera, solo se fomentan ciertas actitudes en los más pequeños que, por desgracia, no pueden aún decidir qué es bueno para ellos y, sobre todo, que es lo que desean.



Algunos de esos comentarios negativos fueron los siguientes:

«Los niños deberían centrarse en su infancia y no en su apariencia», «qué manera de criar a un niño de 7 años, seguramente su madre le diga que no sonría por las arrugas y no sonreirá, qué pena», «qué locura» o «totalmente ridículo».

En cualquier caso, nos parezca mejor o peor, la ex spice girl no está haciéndole ningún daño real a su hija y, por lo menos, se ve que invierte tiempo en hacer cosas con ella, con lo cual, por mucho que se quejen las redes, Victoria podrá seguir compartiendo su tiempo con su hija haciendo lo que a ellas les apetezca.

A continuación, os dejamos el vídeo en cuestión para que juzguéis las imágenes por vosotros mismos.

A vosotrxs, ¿Qué os parece que una niña de siete años se someta a un tratamiento de belleza facial? ¿Creéis que realmente es malo para la pequeña? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).

Fuentes:  mundodeportivo