Siempre se comenta que los futbolistas cobran mucho dinero y que su estatus económico es realmente estratosférico, pero, a menudo, muchos de ellos no nacieron montados en el dólar.

A continuación, os mostramos una lista con 7 futbolistas que pasaron de vivir en casas pobres a residir en auténticas mansiones.

Lionel Messi

Muchos sabréis que Messi creció en Rosario, concretamente en una cada muy humilde localizada en la periferia de la ciudad. Pero, a día de hoy, su viviendo está muy lejos de ser la que era y, actualmente, vive en una mansión valorada en unos 5 millones de euros.

Él mismo fue quién la diseñó con forma de balón de fútbol haciendo alarde de la clásica excentricidad que caracteriza la gente rica.

Neymar Jr.

El joven brasileño creció en un Jardín Gloria, un barrio muy pobre y peligroso de Sao Paulo donde los índices de delincuencia son realmente altos.

Actualmente, el futbolista tiene más de una residencia pero, por encima de todas, destaca la de Barcelona donde tiene todo tipo de lujos como un cine privado y una pista de fútbol.

Alexis Sánchez

El jugador chileno comparte lugar de nacimiento con uno de los escritores y cineastas más peculiares de toda Sudamérica, Alejandro Jodorowsky. Tocopilla es un lugar realmente humilde situado a 1.500 kilómetros al norte de Santiago de Chile que es conocido como “tierra de muerte” o “el rincón del diablo”.

Pero, a día de hoy, su calidad de vida ha aumentado de forma exponencial y vive en el barrio más exclusivo de Londres en una casa cuyo precio ronda los 11 millones de dólares.

Zlatan Ibrahimovic

Este mito no podía faltar en esta lista y, aunque no creció en un lugar especialmente pobre, su éxito ha hecho que el cambio de su nivel económico haya sido realmente destacable.

Su residencia más destacada es una que donde vive de alquiler por la friolera de 80.000 dólares ubicada en Manchester, Inglaterra.

Cristiano Ronaldo

Cristiano nació en Madeira, Portugal, en una casa muy humilde donde compartía habitación con sus tres hermanos. Por suerte, a una edad muy temprana se marchó a Londres para fichar por el Manchester United donde se convirtió en una gran estrella y terminó fichando por el Real Madrid.

Obviamente, se ha tenido que mudar al fichar por la Juventus de Turín, pero su mansión en Madrid  tiene un valor de 7’5 millones de dólares y, seguramente, su residencia en Turín no será menos lujosa.

Wayne Rooney

El estandarte inglés nació en un suburbio de Liverpool donde vivía con unos padres que no tenían demasiado dinero. Pero su habilidad con el balón lo hizo ascender rápidamente de categoría haciendo que también se ensanchase su cartera.

El jugador es famoso, precisamente, por gastar con gusto su dinero y, actualmente, vive en una mansión en la zona de Chesire que está valorada en 17’83 millones de dólares donde tiene un cine privado, una piscina enorme, unas estatuas griegas e incluso calefacción debajo de su césped.

Didier Drogba

Drogba es originario de Costa de Marfil y su familia era realmente pobre así que sus padres lo enviaron a Francia con su tío cuando él solo tenía 5 años, pero al cabo de tres años regresó a su país donde comenzó a jugar al fútbol en un aparcamiento.

Desde ese aparcamiento lanzó su carrera que, actualmente, está a punto de terminar en un equipo americano, pero, en el camino, amasó una gran fortuna que ha hecho que se haya podido construir su propia mansión valorada en 14,4 millones de dólares en una parcela de 800 m2.

¿Quién creéis que ha cambiado más de vida? ¿Con qué casa os quedaríais vosotros? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).  

Fuentes: paraloscuriosos