Puede que a algunos les guste más y a otros menos, pero, sin duda, una de las caras más icónicas y reconocibles del cine español es la de Santiago Seguro, tanto por sus películas como su implicación en la industria y sus comentarios en Twitter.

El actor también es conocido por experimentar cambios radicales de peso ya sea porque  tiene que hacer una película de Torrente o por otros motivos (como, por ejemplo, las navidades). De hecho, actualmente el ícono del cine español pesa 30 kilos menos que hace unos meses, sin embargo, su aspecto característico sigue siendo el mismo: calvete de arriba, pelo largo a los lados y esa barba a medio cuidar.

Pero todos tenemos un pasado y, por muy asentado que tengamos nuestro “look”, todos tenemos fotos en Facebook donde aparecemos como unos pipiolos.

De hecho, este mismo lunes fue el propio actor quien compartió dos imágenes de sus tiempos mozos, concretamente de 1986, donde aparece realmente joven e irreconocible.

El actor muestra una ligera melena con flequillo parecida a la que llevaba en la película de Borjamari y Pocholo, con unas gafas de sol clásicas y un pañuelo negro en el cuello. Un atuendo que consideró adecuado para asistir a un concierto de la mítica banda Queen.

Obviamente, muchos nos hemos quedados alucinados con esta imagen de Santiago Segura y los comentarios que le han dejado en Instagram son realmente graciosos y hacen referencia al estilazo que gasta con ese flequillo y este estilo tan “pijo” al que no estamos acostumbrados, sobre todo porque prácticamente siempre que lo vemos lleva camisetas promocionales.

En cualquier caso, siempre nos gusta que, tanto él como otros famosos, suban fotos antiguas suyas a su cuenta de Instagram para que nos deleitemos un poco con el aspecto que tenían en el pasado.

A continuación, os dejamos la publicación de Instagram del actor para que juzguéis la imagen por vosotros mismos.

¿Os gusta más este Santiago Seguro o el actual? ¿Creéis que este aspecto le queda mejor?  Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuentes: huffingtonpost