¿Alguna vez te has planteado cómo pasaría a ser tu vida si de pronto te llegase una gran suma de dinero? ¿Cuánto crees que tendrías que ganar para no tener que volver a trabajar jamás? Bueno, son muchos los factores que hay que tener en cuenta realmente para poder contestar a esta pregunta.

Depende mucho de la edad que tengas en el momento en el que consigas el dinero, de los primeros gastos que hagas y de cómo decidas invertir y proteger lo ganado.

Hoy os traemos las historias de algunos de los ganadores de Pasapalabra, que se han llevado diversos premios, dependiendo del programa, pero que lo más seguro es que te vaya a impresionar cómo afectó todo esto a sus vidas.

Antonio Ruiz, el último ganador del programa desde este mismo diciembre, se ha unido al grupo de ganadores de Pasapalabra, por lo tanto uniéndose a David Leo García, Lilit Manukyan, Paz Herrera, Alberto Izquierdo y Susana García, entre otros.

Hemos sabido cómo han continuado alguno de ellos con sus vidas luego de sus respectivas victorias, y es que no les ha ido nada mal, pero tampoco tan bien como posiblemente esperabas.

1David Leo García

Luego de haber ganado, David contó al diario ABC que no sabía si seguiría dedicándose a la enseñanza. “Quiero dedicarme a lo que me gusta. Entre los proyectos está viajar a Japón junto con mi novia y abrir una librería-café. También tuve la idea de crear una academia de saberes inútiles para que los licenciados en Humanidades intercambien conocimiento, pero eso por ahora es un proyecto que esta en embrión…”.

2Lilit Manukyan

Que el español no fuera su lengua materna no le impidió hacerse con el premio ganador. La mujer armenia, criada en Rusia, ahora vive en Valencia, con la hija que tuvo poco después del programa que nos hizo conocerla, contando con el premio de 318.000 euros para criar a su hija en el mejor entorno posible. Gracias al dinero, tiene mucha tranquilidad respecto al futuro de la pequeña.

3Paz Herrera

La arquitecta quiso emprender en un proyecto que le hacía una ilusión especial, el de autoeditarse una colección de relatos cortos y cuentos que le contaba su abuela cuando ella era pequeña, llamado “Cuentos de María y Lucero”.

Herrera es una señora currante y que se obliga cada día a pasar un mínimo de ocho horas entre escribir y dibujar. El premio le ha dado la oportunidad de exigirse un poco menos y de aprovechar para viajar en busca de nuevas inspiraciones. Ya ha contado que su próximo destino previsto será Costa Rica. Y es que como ella misma dice, “no es de pendientes ni de lujos”.

4Alberto Izquierdo

Su bote fue un total de 374.000 euros, y aunque ha comentado que no le ha permitido dejar de trabajar como técnico informático en Castellón, lo toma como “un colchón” y se siente sin duda alguna perfectamente feliz en su situación actual.

También ha especificado que su principal propósito consistía en cumplir tres promesas que había hecho y las cuales ya quedaron cerradas hace tiempo: “Una paella a mi madre, viajar a China a ver a un amigo y operarme la rodilla”. Habiendo cumplido todo esto, él sólo puede sentir que la vida sigue su curso y que es un privilegiado.

5Susana García

La empresaria salmantina, consiguió llevarse a casa un premio de 450.000 euros que había logrado acumular en el bote. Licenciada en Traducción, ella sigue trabajando en su propia empresa en Las Rozas, Versions. Afirma que el premio le ha servido para ayudar con gastos y sentirse más segura tanto con su empresa, como con su labor de madre.

¿Qué te han parecido los casos que te proponemos? ¿Qué habrías hecho tú con ese dinero? Cuéntanos todo en los comentarios de Facebook e Instagram.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos… o eso esperamos, claro.

Fuente: Abc