Los seres humanos somos basura por naturaleza. Si queda alguna buena persona, que levante la mano. ¿No? ¿Nadie? Pues eso. Es más reconfortante ser basura al saber que no somos los únicos.

Bueno, mientras seamos todos igual, ¿por qué no nos tomamos un momento para valorar a los hombres y mujeres que no se disculpan por ser quien son?

1No nos referíamos a basura literal

Si eres un/a enfermo/a de las Pringles, no tenemos nada contra ti. No decimos que sea una idea terrible decorar tu apartamento con potes de Pringles. No te hace mala persona, sólo un ingenioso diseñador de interiores.

2Ahora sí, a esto nos referíamos

«Me voy a divorciar de mi hijo. Ver esto a la 1am no fue divertido». Este es el tipo de persona basura a la que nos referíamos, dando un posible susto mortal a nada más y nada menos que a la persona que te dio la vida. Nosotros no podríamos hacer nada parecido, básicamente porque nos habrían arrancado la cabeza de un guantazo.

3Si te sientes bien llevando un vestido, llévalo

No importa lo que diga la gente. Y mirando el lado positivo, te digan lo que te digan puedes responder señalando a algún sitio de tu vestido para explicar cómo te han hecho sentir.

Paremos de sentirnos avergonzados de ser basura.




4A veces necesitas trabajo en equipo para vivir la vida al máximo

Al máximo de mezquindad, por supuesto. «Intentando demostrarle a una chica que está en la cama». Es la frase con la que explican la pequeña triquiñuela que están llevando a cabo estos chicos. Esperemos que la chica no tenga Twitter.

5Hablando de no tener redes sociales, ¿por qué esta persona sí que tiene?

«Esta es la razón por la que dejé de seguir a mi tío», cuenta este usuario. Y es que la obra maestra de este artista, «Haciendo un depósito en Taco Bell», es algo que nunca debería haber visto la luz. Depositamos nuestra confianza en que el tío haya decidido de actualizar sus redes.

6Es la definición literal de este artículo




«Mi terapeuta: Sé tú [email protected] Deja que la gente vea la persona que eres.

Yo:»

Es otro ejemplo de una persona escondiendo su verdadero yo detrás de capas de sarcasmo y memes. Y también de una curiosa elección de atuendo.

Llegados a este punto, vestir como una basura podría ser un atuendo apropiado.

7Sabes lo que eres, pero confianza no te falta




«Cuando eres basura pero sigues siendo mejor que el resto del mundo».

Aunque si se abre, todo el mundo sabrá a quién pertenecen todos esos bricks de vino de un euro.

8El gran golpe al Agente Mulder

«Acabamos de robar el taxi de David Duchovny mientras se hacía una selfie con alguien». Es la declaración que hace esta usuaria de Twitter, que no parece ser tan fan de Expediente X como lo es de llegar rápido a su casa. Y, como aquí todos somos basura, nos parece un movimiento maravilloso.

9Demasiadas tragedias en el mundo de la moda







No acabamos de entender el valor estético de ponerse pequeñas manos en las puntas de los dedos. Pero tampoco vamos a preguntar. De hecho, la única vez que veremos estas manos en lo que nos queda de vida es en nuestras pesadillas.

Y rezamos por no verlas en las pesadillas tampoco.

10Cuando no terminas de decidirte entre tu hijo y los aros de cebolla




Por nuestra parte, la elección está clara: no dejes nunca a un niño encima de la mesa para vigilarlo. Déjalo suelto y cómete esos sabrosos aros en paz.




¿Qué os ha parecido esta maravillosa muestra de humanidad? ¿Os consideráis en la misma categoría? Contadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuente: Diply