Gracias a todos los que luchamos por la igualdad, estamos consiguiendo que empiecen a surgir dudas y preguntas de cómo debería funcionar realmente una pareja para que nos haga felices de verdad.

Y es que hay quienes aún son incapaces de distinguir el amor de la dependencia, los celos…etc.

A nosotros nos alegra pensar en que cada día hay más gente consciente de lo que diferencia estos términos, y que no duda en hablar claro sobre ello. Y es que no tenemos que estar unidos a nivel celular a nuestras parejas, todos somos personas completas y complejas y lo más normal (y sano) es ser capaces de mantener nuestras vidas diferentes.

Este es el dilema en el que se ha visto en estos días la joven Joana Sanz, modelo y empresaria canaria, que además es pareja de Dani Alves.

No es la primera vez que la joven habla claro desde sus redes sociales. Desde aquí admiramos profundamente sus respuestas hacia aquellas personas que la atacan inventando su vida personal, siempre, con lo que parecen ser mensajes que abogan por la igualdad.

Uno de los ejemplos es de este agosto, cuando subió una fotografía en la que aparecía en bikini. Esta tuvo más de 29.000 likes en menos de un par de horas, pero entre tanta reacción, también hubo una negativa que llamó especialmente la atención de la modelo.





Una usuaria la criticaba por patrocinarse con una empresa:

«Promocionas la ‘empresa’ que te ha pagado tu novio con el viaje que también te ha pagado? #MuchaCara».

A lo que Joana no dudó en reaccionar, explicándole unas cuantas cosas que parece ser, le hacían falta saber a su «hater».

Respondió al comentario, aclarando, como otras tantas veces le obligan a hacer, cosas sobre la relación que lleva con su marido:

«Te informo de que mi marido no me ha pagado nada»

Con esta frase abría un comentario, y lo seguía con un irónico emoji que guiñaba un ojo, para continuar con su discurso:

«Trabajo desde los 14 años y la empresa la he pagado yo con mis tres socios. Hay mujeres trabajadoras y muy independientes querida»

Ahora la situación se trata de que durante estas vacaciones navideñas, los seguidores de la pareja se han dado cuenta de que cada uno ha decidido pasar las fiestas con su familia, aunque eso significara celebrarlas separados.

Es por esto que muchos han empezado a especular sobre crisis y problemas en el matrimonio, aun sin tener pruebas reales de ello, y solo basándose en las fotografías.





Al final ha llegado a un punto en el que a la modelo le ha acabado molestando realmente, y ha decidido que lo mejor que podía hacer era pronunciarse en su red social, por medio de un story, que ha escrito en portugués.

«No soy brasileña, soy española. Pero voy a intentar responder en portugués porque ya me estoy enfadando. Porque no esté con mi marido las 24 horas no significa que no estemos juntos. ¿En qué siglo vivimos? En el siglo en el que vivo, los casados también hacen vidas separadas. Mantengan sus mensajes destructivos lejos de mí, vivid vuestra propia vida.»

Más tarde, entre otras actualizaciones, ha subido otra imagen que se podría traducir en una indirecta, bastante directa:

Su marido, Dani Alves, tampoco ha querido quedarse al margen de todo esto, y ha compartido también un mensaje para apoyar a Joana.

«Nos vemos pronto».



A nosotros nos ha parecido genial su respuesta, tiene todo el derecho a defenderse y a aclarar lo que ella considere necesario. Además, su mensaje es muy importante y hay mucha gente que debería aprender de él.

¿Qué piensas de sus respuestas? ¿Alguna vez has acabado estallando igual por las redes? ¿Piensas que no merecían respuesta? Cuéntanos tu opinión en los comentarios de Facebook e Instagram. ¡Os leemos!

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuentes: AS – Mundo Deportivo