La incomodidad es una sensación que todos hemos experimentado. Tan universal como la vida, la incomodidad suele ser evitada por todos nosotros como un mal más de los que acechan nuestra vida. Y, sin embargo, la incomodidad nos fortalece y nos da tolerancia para en un futuro no quejarnos por cualquier cosa.

Y hablando de quejarse, cada vez que vayas a hacerlo, recuerda: tu vida no está tan mal. Siempre podrías ser uno de los integrantes de esta lista.

Dentro incomodidad. Nos vemos al otro lado.

1. Uñas de maíz

Después de Eduardo Manostijeras, llega el nuevo hit de Tim Burton: Sandalio Uñasmaíz, el hermano un poco asquerosete de Eduardo.

No sabemos ni queremos saber qué ha pasado ni por qué se ha producido esta foto, pero una cosa sí que es cierta: alguien necesita una pedicura.

2. Hombre lobo preparando un sándwich

Podría tratarse de un título de pintura del surrealismo. O del episodio de una serie de Cartoon Network. Pero simplemente es una foto algo incómoda. El ángulo e iluminación de la foto contribuyen a la incomodidad. Me lo ha dicho Spielberg.

3. La nueva moda del 2046

Me pregunto quién se aburría un día y pensó: «¿Sabes lo que le quedaría muy bien a mi estúpidamente cara y frágil ortodoncia? ¡Pendientes!» Eso sí, como podéis ver, el resultado no decepciona. O sí. Todo depende de si has llevado o no este tipo de aparatos.

4. AY

Esta imagen transmite una incomodidad indescriptible. Si tuviera que intentar describirla sería una mezcla entre uñas arañando pizarra y conversación de ascensor. Ugh. Pasemos a la siguiente.

5. Dale sabor a tu vida

No sabemos si era a esto a lo que se referían los cantantes de reggaeton cuando decían «sabrosa mami». En cualquier caso, diez de cada diez esteticistas desaconsejan hacerse una mascarilla con Nutella. Especialmente a menos de un kilómetro a la redonda de cualquier hormiga o animal doméstico.

6. Clásico filtro de intercambio

¿Nunca habíais visto ese divertido filtro de cambio de cara que hay en algunas aplicaciones de fotografía? Pues esto es lo mismo, pero sin ser divertido. Ni curioso. Ni agradable. Ni cómodo. Sacadme de aquí.

7. Mantener los pies calientes sin perder la pedicura

Unos calcetines así son el último grito en el mundo de la estética, y claramente necesarios. Póngame ocho pares, buen señor.

8. Clásico filtro de intercambio, volumen 2

Una cosa que no pensábamos que fuera a suceder era una competición entre imágenes para ver cuál se hace más incómoda y desagradable a la percepción humana. Entre esta y la número 6, parecen estar deseando que se abra un campeonato. Por favor, no.

9. Un tema peliagudo

No aplaudáis todos a la vez, por favor.

10. Cuidando de sus hijos

Hay algo ciertamente perturbador en esta imagen que es difícil de definir. ¡Ah, no, no es difícil! ¡Es una pata de gallina/pollo muerto encima de las carcasas de sus pequeños no nacidos! Claro, debe ser eso…

11. Este adorable osito

Con esta última imagen os hacemos un doble favor: os hacemos un poco más fuertes contra la incomodidad, haciendo que otras situaciones que podáis afrontar en vuestro día a día os resulten un poco menos vomitivas, y os damos una idea para un regalo de Reyes perfecto para los pequeños de la familia.

Este adorable osito sirve para cualquier pequeño o pequeña de la casa para estos Reyes. Si no lo encontráis en vuestra tienda de confianza (que es raro), lo único que tenéis que hacer es comprar uno cualquiera, robarle la dentadura a la abuela y después incrustarle en el hocico a este osito para una adorable sonrisa Kukident.

De nada.

¿Qué os parecen estas imágenes? ¿Os consideráis más fuertes después de haberlas visto? Contadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuente: La Guía del Varón