Cuando pensamos en alguien que, durante la primera década de este nuevo milenio, lo petó muchísimo en el mundo de fútbol, podríamos pensar en Ronaldo (el menos delgado), David Beckha, o Samuel Umtiti. Pero si hay alguien que, a lo largo de muchísimos años fue considerado como ‘el mejor jugador del mundo’ y cuyas jugadas magistrales nos han quedado en el recuerdo, ese es Ronaldinho.

El antaño jugador del FC Barcelona y ahora retirado deportista fue toda una leyenda vestida de azul-grana que hizo palidecer a cualquier delantero de aquella época (y con argumentos más que sobrados).

Ronaldinho GIF - Find & Share on GIPHY

Las fiestas, el bajo rendimiento y los escándalos relacionados con su persona acabaron por precipitar ‘su muerte’ en lo deportivo y, tan rápido como llegó, su leyenda se apagó y ahora no es más el recuerdo de lo que fue durante un relativamente breve periodo de tiempo, y lo que podría haber llegado a ser si se hubiese entregado al 100% (al fútbol, no a Pacha).

La cosa es que, a pesar de que el bueno de Ronaldinho dejó de ser el protagonista de los terrenos de juego, siguió protagonizando algunas de las noticias del corazón (y de lo que no es el corazón) más sonadas… si es que no se sabe estar quieto.

Recientemente, conocíamos que la economía del jugador no era tan ‘abundante’ como antes, además de que el ídolo brasileño también saltó a los titulares como uno de los deportistas que apoyaban a Bolsonaro, el presidente de la ultraderecha que ganó las últimas elecciones en brasil… y que iba frontalmente en contra de la gente negra… ¿Tendrá Ronaldinho espejos en su casa? Pero hoy os venimos a hablar de otra cosa.

Os acordaréis de que el pasado mes de agosto, el exjugador saltaba a las noticias por el hecho de que se había anunciado que pasaría por el altar… con dos mujeres: Priscila Coelho y Beatriz Souza.

Esta información tuvo poco recorrido, ya que él mismo se encargó de desmentirla ante la prensa: «Es la mayor mentira». Y es que, por si no lo sabíais, la poligamia está prohibida en Brasil y esto precipitó el final de la vida poliamorosa del deportista.

La cosa es que, desde hace unos días, han surgido diversos rumores (que ya tienen una cierta consistencia) que afirman que Ronaldinho habría retomado su relación con las dos mujeres y que, incluso, pasará este fin de años con ambas en un balneario de Río de Janeiro.

Journal Extra fue el diario encargado de anunciar este ‘reencuentro’ y el hecho de que esto le habría supuesto al brasileño un enfrentamiento directo con toda su familia, ya que Ronaldinho habría vuelto a vivir con ellas en su mansión de Río.

La pareja de tres, recientemente, fue fotografiada de visita por Barcelona aprovechando la celebración de las Navidades y podía verse que los rumores iban en serio: el amor es el amor, y más si está elevado al cubo y no al cuadrado.

Según reveló la prensa recientemente, el ídolo brasileño habría empezado a salir primero con Priscila, para más tarde conocer a Beatriz y formar así un tridente en el que, al parecer, todo el mundo está feliz (que cada una reciba una pensión de 1.500 euros al mes para gastos también puede ayudar).

A vosotrxs, ¿qué os ha parecido todo este asunto? ¿Creéis que este tipo de relaciones puede funcionar o que se trata de una excentricidad más del futbolista? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).