Tener un compañero o una compañera de piso puede resultar una situación de lo más entretenida y emocionante: una persona con la que puedes ver películas, compartir confidencias y que te haga sentir acompañadx en los momentos de más soledad… siempre y cuando sea una persona normal, no como los protagonistas de las fotos que os traemos hoy.

Se trata de un recopilatorio con algunas de las pruebas más sólidas de que, eso de compartir piso, no siempre es la mejor opción:



1¿Qué pretendía grabar?

No puede ser nada bueno… en cualquier caso, queremos escucharlo. Así es el morbo en el ser humano.

2El típico caso

En el que lo que más rentable te sale es no hacer demasiadas preguntas.

3O tiene unos dientes muy jodidos…

O tiene algunas partes de su cuerpo más limpias de lo que debería.




4La intención es lo que cuenta

Puedes que ni se moleste en limpiar esa porquería, pero, al menos, ha dejado un hermoso mensaje. ¿Qué más se puede pedir?




5Un poco de orden, por favor

Le pidieron que dejase las cosas en un solo sitio y que no las tuviese desperdigadas por toda la casa… y eso hizo.

6Un monumento a la metástasis

El cáncer de pulmón nunca había tenido un monumento tan representativo.

7Su compañero se fue con su mascota



Ahí guardaba todo lo que hacía su animalito por las noches.

8El lavabo tenía un problema de hongos

Y ella tenía una solución ‘muy buena’: fuego y en cantidades.

9Para picar por la noche

Se fue a dormir borracho y dejó una rica pizza calentándose en el horno… ahí la tiene.

10Tiene acciones de McDonald’s




Eso o es Ronald McDonald.

11Su compañero es biólogo

Así que decidió guardar un brotes de e-coli en la nevera… así, al lado del chóped.

12Aquí nos surge una sola pregunta:




¿Dónde diablos duerme?




13¿Adivináis quién se dejó el congelador abierto?

Efectivamente. En este caso no es muy difícil adivinarlo.

14Eso me deja mucho más tranquilo

Pasarme pelo de barba de mi compañero por el cuerpo es algo que recomiendan 11 de cada 10 psicópatas, así que genial.




15¿Queréis un poco de té helado?




Digamos que este es un poco más… rico en amoniaco.

16Que te reciban así por la noche

Sobre todo si llegas borracho. Toda una alegría.

17Esto debería ser un delito

Como para expulsarlo del piso sin dudarlo.

A vosotrxs, ¿qué os han parecido estas imágenes? ¿También creéis que compartir piso es un riesgo no apto para todo el mundo? Dejádnoslo en los comentarios de Facebook. 

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podéis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño).