Zaklina Berrido Pisano es la protagonista de esta historia. Con 50 años, de los que parece que le sobran 20. Pero lo que venimos a contar habla mucho más que de una cara bonita y de alguien que sabe cómo parar el tiempo que pasa por su físico.

Esta mujer ha pasado por mucho en su vida, y ha tenido las experiencias más grandes con las que se puede vivir, tanto para bien, como para mal.

Aunque no lo parezca por las fotos que sube en su perfil de la red social, Berrido, de origen serbio, sabe lo que es crecer en el seno de la pobreza, según contó el diario The Sun.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Tonight is my second Bday party ❤️❤️❤️ stay tuned 👀👀👀👀 watch my stories and I’ll probably do Live for you 💋💞💞🍾🎉One of the things that attracts me to vintage, antique things and people, is that they have stories to tell 💋❤️ Another “Old” but amazing #Rome When in Rome @one.million.red.roses.roma 🌹🌹🌹🌹💋💋💋💋Love youuuu ❤️❤️ thank you for covering my roads with roses ❤️❤️❤️💋🌹🌹 @one.million.red.roses ❤️❤️❤️ Guema Barnaba Luxury bag @guemabarnaba #grandmotherthatlovesfashion #lovegetsloveinreturn #bethebestversionofyourself #italy #rome #wakeupyourdivineside #love #myangel #rememberstefan👼🏼 #nofasterthanlife

Una publicación compartida de Zaklina Berrido Pisano (@realfashionist) el

Zaklina es una orgullosa madre y abuela, mostrándose una persona especialmente dedicada a su familia. Siempre comparte todos sus posts con el hashtag #RememberStefan, dedicado a su hijo, quien murió a los 23 años.

El joven la motivó a escribir blogs de moda y a dedicarse a dar consejos sobre el mundo y el estilo de vida que tanto le apasionaba, por lo que ella le dedica desde entonces cada cosa que hace.

Pero además de bella, familiar y dedicada a sus hijos, ella se siente una mujer completa, que también ha sabido hacerse a sí misma en los negocios, y conoce cinco idiomas. Todo esto le ha sido útil para alcanzar su evidente éxito.





 

Eso sí, cuando le preguntan, no duda en aclarar lo estricta que es consigo misma, comentando el nivel de exigencia al que se expone para conseguir esa imagen tan admirada.

«No obtendrás la figura
perfecta si consumes una
cantidad moderada de alcohol, una
cantidad moderada de comida poco
saludable y si haces ejercicio de forma
moderada un par de veces a la semana.»

Ella empezó a hacer ejercicio diario desde los 10 años, además de combinarlo con una alimentación increíblemente controlada, de mucha fruta, agua y alimentos orgánicos.

Además de todo esto, ella limita la exposición que tiene al sol, no fuma, y mantiene una rutina de cuidado facial desde hace muchos años. Literalmente.

Pero restricciones aparte, nosotros también pensamos que es una cuestión de actitud, ya que ella sigue pareciendo un espíritu libre y joven. Y también somos de los que pensamos que nunca es tarde para dedicarte a lo que quieras, incluso en un mundo que se considere «de jóvenes».

¿Qué piensas de esta historia? ¿Crees que merece la pena restringirse tanto para verse así? ¡Cuéntanoslo todo en los comentarios de Facebook e Instagram!





Fuentes: The uppers, The Sun