Si hay algo en lo que todos podemos estar de acuerdo es que en pocos sitios se ven tantas armas como en las películas de Hollywood. Es difícil pensar una película salida de la industria cinematográfica más grande del mundo en la que no haya, al menos, una pistola. Pues se trata de un reflejo del amor que tiene la sociedad estadounidense a tales instrumentos de muerte, un amor y fijación que ha moldeado el país desde su fundación.

Sin ir más lejos, el segundo artículo de su constitución habla del derecho del ciudadano a llevar armas. Así pues, nos es un poco más fácil entender por qué hasta el panadero lleva una Glock escondida o por qué hay tantas historias con finales felices o trágicos relacionados con las armas.

Aunque es cierto que el objetivo final de las armas en las películas de Hollywood es, de una forma u otra, entretenernos. Y es precisamente eso lo que vienen a hacer hoy, pero de una forma que ningún productor o ejecutivo de la industria se habría esperado.

Al parecer, viendo los clásicos del cine que mencionaremos a continuación, alguien ha pensado «¿Sabes lo que haría esta peli mejor? Que el director cambiara todas las armas por palos de selfie». Obviamente está equivocado, pero aún así el resultado es ciertamente divertido. Juzgad [email protected] [email protected]:

1. Terminator

«Hazte una foto conmigo si quieres vivir.» O así habría sonado la frase de haberse tratado de Selfienator, la historia de un androide que viene del futuro para hacerse fotos con John Connor, un niño que parece cansado de sus mierdas incluso antes de conocerle. Cosas de viajes en el tiempo.

2. Matrix

A pesar de su amenazadora pose, el Agente Smith interpretado por Hugo Weaving se está haciendo una foto de postureo con sus colegas. Bonita funda, por cierto.

3. Pulp Fiction




«Me llamo Mulo y con esta foto no podrás salvar tu culo. #pulpfiction #aquiconVincent #friends». Mítica frase de Jules Winnfield en el doblaje español de Selfiction.

4. El caballero oscuro

Mítica escena de confrontación entre el Joker y Dos Caras, maquillados especialmente para una sesión de fotos «pal Insta». El título de la peli, por supuesto, hace referencia a un filtro de Snapchat.

5. Harry Potter y el Prisionero de Azkaban

Si bien es cierto que lo que llevaba Harry no era una arma de fuego, imaginamos que la pose era demasiado buena como para ignorarla. Por supuesto, el hechizo que estaba lanzando Harry Potter en esta versión alternativa era «expecto smartphonum», que hace aparecer un teléfono de alta gama con palo de selfie incluido. Perfecto para las últimas generaciones de estudiantes de Hogwarts que necesitan mantener su Instagram al día.




6. Harry el sucio

Conocido también como «el otro Harry», el Sr. Sucio se esfuerza por mantener al día su Instagram con contenido de calidad para alcanzar la ingente cantidad de suscriptores que tiene el más conocido de los dos Harrys, el Sr. Potter.

7. Non-stop

«Buenas a todos, chicos y chicas, soy Liam Neeson, bienvenidos a un nuevo vídeo. Esta vez saltaré de un avión en llamas, o algo, no lo sé, no me lo he preparado. ¡Aaaagh!»

8. El bueno, el feo y el malo

O el título de película perfecto para ponerle un palo de selfie.




9. La princesa prometida

«Mi nombre es Iñigo Montoya. Tú le hiciste una foto a mi padre. Prepárate para la tuya». Hay que reconocer que no tiene tanto gancho como la original.

10. Los odiosos ocho

Parece que el personaje de Samuel L. Jackson está hasta los huevos de que el personaje de Kurt Russell se haga selfies. En cualquier caso, cambiar las armas por palos de selfie le da un nuevo significado a «Los Odiosos Ocho».




¿Qué os parece esta idea? ¿Miraríais alguna de estas películas? ¿Cuál sería? Contadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook e Instagram. 




Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuente: Bored Panda