Todo capullo puede convertirse en una mariposa y todo patito feo puede terminar siendo un cisne. Muchos nos creemos que esas transformaciones solo se les ocurre a gente irreal que circula por Internet, pero la realidad es que, con suficiente fuerza de voluntad, todo el mundo puede lograrlo.

De hecho, hoy os presentamos la historia de un “friki” subido de peso que se ha terminado convirtiendo en un auténtico vikingo de esos que destrozan cabezas y ovarios a partes iguales.

Si vemos imágenes de Chris Aslesen con 21 años, vemos a un joven de carne fofa (cosa que no es necesariamente algo malo) que nada tiene que ver con aquello en lo que se ha convertido a día de hoy.

Y es que en solo cuatro años (ahora tiene 25) Chris se ha transformado en un auténtico portento con sus bíceps y sus pectorales marcados. ¿Cómo?

Por desgracia no hay ningún secreto ni ninguna fórmula mágica: todo se debe a una estricta rutina y una dieta incluso aún más severa.

De hecho, incluso ha relacionado su empleo con su forma física y, actualmente, trabaja como guardia de seguridad y triunfa con su cuenta de Instagram donde publica imágenes y vídeos de sus rutinas de entrenamiento.

Como decíamos, este vikingo incluye el ejercicio físico en su día a día y, por ejemplo, usa a su bebé de un año para levantarlo y hacer “pesas” con él.



Según indica, él encontró su motivación en los vikingos, ya que pensó que, si él era noruego, significa que los famosos guerreros eran sus antecesores y que, por lo tanto, él podía estar a la altura.

“Mi dieta era horrible, pedía comida para llevar 3 veces por semana y siempre comía hamburguesas, comida frita y solo bebía Coca-Cola”.

Además, inspirándose de nuevo en los vikingos decidió adentrarse en el mundo de las barbas y se dejó crecer una voluptuosa mata de pelo en la cara que hizo que su apariencia fuese aún más dura.

Pero no solo eso, sino que lo acompañó todo de unos tatuajes que han hecho que, a día de hoy, el “fofo” de Chris se haya convertido en una persona que, perfectamente, podría aparecer en la serie de Vikingos.

Esperamos que, si alguno de vosotros está pensando en cambiar de rutina, la historia de Chris os haya ayudado a encontrar la motivación tal y como a él le han motivado los vikingos.

A vosotrxs, ¿qué os parece el cambio de Chris? ¿Qué es lo que más os ha llamado la atención? Dadnos vuestra opinión en los comentarios de Facebook.

Si os ha gustado este artículo recordad que, más abajo, podréis echar un vistazo y disfrutar de otros que, con casi total seguridad, os resultarán igualmente entretenidos (o eso esperamos, porque la verdad es que los hemos hecho con muchísimo cariño). 

Fuentes: mirror